Rescata empate a un gol Cruz Azul ante Atlas

Cruz Azul igualó a un gol contra Atlas, en un duelo deslucido, en el que Fernando Belluschi erró un penal

Ciudad de México

Sin veneno arriba ni concierto, así jugó Cruz Azul ante un Atlas que no propuso, que parecía que quería, pero que se quedó en el intento, y que dejó crecer por momentos a una Máquina impetuosa, por instantes ordenada, pero que carece de ataque despiadado, de regularidad, que ilusiona, pero termina en el mismo caos.

La Máquina le ha echado toda la responsabilidad de los goles a Matías Vuoso, porque al resto de los refuerzos les falta entender la crisis que vive el equipo, como Belluschi, quien falló un penal. 

La mejor cara celeste se dio en el segundo tiempo, con dinámica, pero con una delantera chata. Y al final, el partido poco a poco derivó con dos equipos carentes de remates.

Para empezar, el interino Joaquín Moreno le metió mano al sistema que había utilizado el ex técnico Sergio Bueno. Cruz Azul dejó la línea de cinco. Julio Domínguez se recuperó de la lesión y volvió a la central al lado de Omar Mendoza. Gerardo Flores también reapareció en Liga, y como lateral izquierdo estuvo Fabio Santos. En la contención aparecieron Bacca y Ariel Rojas. Richard Ruiz como volante por derecha y del otro lado Fernando Carrizo. Adelante Matías Vuoso, con Fernando Belluschi, de media punta.

Cruz Azul arrancó con ganas de reivindicar todos sus errores, y al minuto 10 se encontró con una buena oportunidad, luego de que Valenzuela le cometió falta a Belluschi; el árbitro Fernando Guerrero decretó penal, y cuando parecía que la fortuna le sonreiría a los cementeros, el argentino cobró con un tiro suave en el que Miguel Fraga únicamente tuvo que recostarse a su derecha; rechazó el balón, pero éste quedó con vida, aún así Belluschi ya no logró el remate gracias a la buena intervención del portero.

Fue hasta el 16' que Atlas tuvo la primera de peligro, con un centro desde izquierda de Arizala, que remató con la cabeza Luis Caballero, pero que pegó en el travesaño. En el instante, la escena le sacó un grito de lamento a los pocos aficionados rojinegros, quienes se encontraban en el estadio Azul, incluyendo a su presidente, Gustavo Guzmán.

A La Máquina se le veía ímpetu, pero poca precisión. Los jugadores trataron de mostrar un equipo dinámico, pero se toparon con una defensa bien plantada; o bien, eran víctimas de sus propios yerros.

Al 41', una desconcentración de Domínguez le costó un penal a los celestes, luego de una falta sobre Luis Caballero. La pena máxima la cobró Franco Arizala, quien no perdonó, la metió arriba a la derecha.

El partido tenía cuatro minutos de haberse reanudado, cuando el nazareno le sacó la tarjeta roja a Ariel Rojas, por una entrada sobre Felipe Baloy.

Aún así, los de casa buscaban hilar jugadas, meterle bravura a un duelo que parecía otro de esos momentos amargos que han pasado en este torneo. Y al 53', un pase filtrado de Mendoza le dio a Matías Vuoso la opción de convertirse en el héroe de la noche, y así lo hizo al sacar un tiro cruzado que se metió al marco de los rojinegros. El luminoso parpadeaba en el inmueble celeste con un empate a uno.

Y entonces, Matías creció en lo anímico, corría, se lucía con pases de taquito, como el que le mandó a Rafael Bacca, pero le faltaba paciencia a La Máquina para llegar a terreno enemigo. Richard Ruiz, antes de salir del terreno de juego, se quitó a dos enemigos en el área; después, su intento no prosperó.

Atlas dejó de proponer, trató de enfriar el encuentro paseando el balón en media cancha. Encontró una vía con las jugadas a balón parado. Uno de ellos, un tiro de castigo que cobró Juan Carlos Medina, pero que se estrelló en la barrea, nada más de que preocuparse los celestes, que a 15 minutos de que terminara el encuentro parecían conformarse con la igualada.

Así, ambos cuadros pactaron un empate, en un duelo deslucido, con algunas jugadas vibrantes, pero sin espectáculo.