Ni apelación, ni reprimenda

Eduardo de la Torre, director deportivo de Cruz Azul, descartó que el equipo se vaya inconformar por la sanción a Tomás; tampoco le pedirá al DT que cambie su manera de festejar 

Tomás Boy en un partido con Cruz Azul
Tomás Boy en un partido con Cruz Azul (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

En Cruz Azul aceptan la sanción de dos juegos a Tomás Boy impuesta por la Comisión Disciplinaria, luego de que fuera expulsado por los ademanes que hizo durante su festejo en el empate entre América y La Máquina.

Eduardo de la Torre, director deportivo del club, señaló que no se apelará el castigo a Boy, ya que está dentro del margen que se esperaba luego de su expulsión, ni tampoco se le pedirá moderación al estratega.

"Para cerrar este tema, de acuerdo a la manifestación del festejo la Disciplinaria puede aplicar una sanción que va de uno a tres partidos, así que está dentro del rango, me parece normal y ya es apreciación de cada persona si es exagerado o si merecía más o menos. Pero estaba dentro de ese margen y lo aceptamos".

El directivo aseveró que no hubo un exceso en la celebración de Boy, pero los ademanes que hizo con los brazos fueron las causantes de su castigo.

"Ya conocemos las manifestaciones que tiene Tomás, yo creo que se pueden canalizar y lo va a hacer de una manera sin perder su esencia. Yo creo que en la celebración no hubo excesos, aquí el punto que están castigando son los movimientos con los brazos, lo interpretaron como algo ofensivo para el equipo contrario, pero creo que en ningún momento hubo un gesto de burla".

De la Torre señaló que no se le pedirá al entrenador que cambie su manera de ser, pues tiene claro que es parte de su personalidad y confía que Tomás sabe muy bien lo que hizo mal.

"Tomás esta muy consciente de lo que estuvo bien y estuvo mal, de repente volvemos a las percepciones. Nosotros no le pedimos a ninguna persona del club que cambie su forma de ser, a nadie. En el festejo hay total libertad, aquí lo que se sancionó fue el movimiento del brazo".

Sobre la expulsión de Gerardo Torrado, quien fue sancionado por insultar al árbitro asistente, Yayo de la Torre señaló que tampoco se apelará.

"No hay manera ya se lo expliqué a Torrado, estamos con él completamente, es su verdad y el club lo respalda, pero en este caso es palabra contra palabra".

Del paso del equipo, Yayo sentenció que ha agradado la forma de jugar, aunque todavía le falta mostrar su mejor versión.

"Ha agradado la forma como el equipo se ha mostrado, sobre todo en el aspecto de reacción, en el espíritu y el alma que es lo que Tomás está impregnando a este equipo y ya en la parte futbolística creemos que todavía tenemos un techo más alto. La imagen que proyecta es bastante buena".