No me gusta que me estén insultando: Sergio Bueno

El estratega de Cruz Azul aseguró que, a pesar de ser respetuoso y calmo ante la crítica de la afición, le molestan los insultos que ha sufrido como entrenador del equipo


Sergio Bueno, técnico de Cruz Azul
Sergio Bueno, técnico de Cruz Azul (Michel Trevilla )

Ciudad de México

Luego del duro revés de Cruz Azul en la jornada 5, ante los Xolos de Tijuana, Sergio Bueno, director técnico de La Máquina, no dudó en admitir que este ha sido el peor encuentro del equipo bajo su todavía breve dirección técnica.

"Sí, por supuesto (ha sido el peor), porque al caer el segundo gol de ellos nos desajustamos un buen rato y no había razón de ser", reconoció el técnico tras caer estrepitosamente 1-3 ante el cuadro fronterizo.

Bueno vivió otra tarde de pesadilla en el banquillo del Estadio Azul, pues ante la inminente derrota del equipo, volvió a ser blanco de insultos por parte de la afición cementera, quien de nueva cuenta volvió a unirse en el grito de "fuera bueno", exigiendo su salida del plantel capitalino.

Ante esto, el timonel señaló que a pesar de estar "bien situado", y de que tiene que "ser muy respetuoso de las cosas", este tipo de altercados le generan molestia.

"No me gusta que me estén insultando, esa es la realidad y tengo que ser muy claro, no comparto que haya agresión ni de los medios al jugador ni del jugador a los medios, ni de los técnicos y de la afición tampoco, me parece que ir a un estadio de futbol, pagar un boleto, no te da ningún derecho de tener actitudes de esa naturaleza, pero uno intentará sobrellevarlas", sentenció Sergio.

Eso sí, Bueno no quiso señalar en particular a algún jugador o línea del equipo por los errores que derivaron en los goles del rival, anteponiéndose como principal responsable del descalabro.

"Tengo que asumir yo la responsabilidad, en esto no tengo que estar señalizando, o comentando la culpabilidad en específico hemos perdido un partido que no deberíamos de haberlo perdido, esa es la realidad, increíblemente perdimos el control del juego un partido que a mi gusto era el más cómodo que habíamos tenido en este arranque de campeonato".