Lo trajeron para atacar

El sello con el que Bueno intentará ganarse a la afición de Cruz Azul es con un equipo ofensivo, tal como ha sido la marca de todos sus conjuntos

Sergio Bueno dirigirá a Cruz Azul a partir del Apertura 2015
Sergio Bueno dirigirá a Cruz Azul a partir del Apertura 2015 (Mexsport)

Ciudad de México

Para acallar las críticas y ganarse a la afición de Cruz Azul, Sergio Bueno tendrá que hacer un trabajo quirúrgico perfecto para unir su estilo ofensivo de juego –el cual ha quedado de manifiesto en sus equipos– con el bloque defensivo de La Máquina, el cual ha sido de los mejores en los últimos torneos.

Es por eso que los cambios que tendrá el equipo serán de nueva cuenta en el sector del ataque, como ha sido en las recientes temporadas ante la falta de gol.

Aquí es donde el estilo de Sergio Bueno puede ser la solución de las penurias de Cruz Azul y convencer a una afición que, de entrada, ha mostrado un rechazo al nuevo estratega.

EL ESTILO DE BUENO

Desde el principio de su carrera como entrenador, Sergio Bueno ha sido asociado a la llamada escuela Lavolpista (en alusión a Ricardo Antonio La Volpe), en la cual los conceptos primordiales que se buscan cumplir: posesión del balón, buen manejo y circulación del mismo, el salir jugando desde sector defensivo, gran despliegue físico para presionar en todos los sectores de la cancha y buscar en todo momento el arco rival.

El esquema clásico de esta corriente futbolística es un parado táctico con una línea de tres zagueros en el fondo, con dos carrileros de ida y vuelta; con tres mediocampistas, uno en función de contención y dos como volantes, complementados por dos delanteros, un 5-3-2.

Aunque el torneo pasado fue uno de los menos productivos en cuanto a goles (apenas 21 tantos en 17 juegos), el Jaguares de Bueno durante los dos años que estuvo en ese club se distinguió por ser goleador, pues en total marcó 94 tantos en ese tiempo. Cifra que supera a lo que hicieron en el mismo lapso Cruz Azul (79), Pumas (80) y Chivas (62).

Incluso, aunque este Clausura fue de los más bajos en cuanto a goles, su equipo siempre mantuvo la misma propuesta de juego e inercia ofensiva. De acuerdo a las estadísticas de la Liga MX, Jaguares fue el cuarto equipo con mayor posesión de balón, al promediar 27.3 minutos por juego, solo por debajo de Tigres (30.6), León (28.2) y Chivas (27.9).

Chiapas fue el tercer equipo que más toques le dio al balón, con 10 mil 301 en la temporada, solo superado por Tigres con 11 mil 44 y León con 10 mil 617. También fue el tercer mejor pasador con 6 mil 619 pases acertados.

En el aspecto físico, Jaguares fue el cuarto equipo que más distancia recorrió durante las 17 jornadas con mil 826.5 kilómetros; superado por Chivas (mil 877.4), Tigres (mil 871.3) y Querétaro (mil 857.3). Eso sí, fue el conjunto que más corrió con 185.2 km en total.

En lo que sí falló esta temporada fue en la conclusión de jugadas, pues fue el segundo peor equipo en remates totales al sumar 207, solo arriba de los 203 de Morelia, y en los remates directos a portería al acumular 79. Aunque los remates que necesitaba para marcar un gol era en promedio 9.9.

El problema con los equipos de Sergio Bueno, son los goles que recibe en contra, pues en estos últimos cuatro torneos ha recibido 98 goles, es decir, cuatro más de los que anotó; eso, al _nal de cuentas, lo marginó de tres Liguillas.

En este torneo le marcaron 30, de ahí se comprende que haya sido el equipo que más remates en contra sumó en la temporada con 114 y su portero el que más atajadas hizo en la Liga con 84.

LO QUE BUSCA CRUZ AZUL

Es claro que Cruz Azul mostrará un esquema muy alejado al 4-4-2 que prevaleció en los últimos años con Guillermo Vázquez y Luis Fernando Tena. Por eso los refuerzos que busca son en sector ofensivo.

De entrada ya está amarrado Marc Crosas, un elemento que tiene buen toque de pelota y en el mediocampo puede convertirse en ese equilibrio que tanto ha carecido La Máquina en las últimas temporadas, con un Torrado en sus últimos torneos y un Rafael Baca que aún sigue aprendiendo.

También se menciona la llegada de Luis Alfonso Rodríguez, el Chaka, quien con Bueno jugaría como en Jaguares, como carrilero por derecha, aunque esa posición parece cubierta por Gerardo Flores.

Adelante han sonado los nombres de Dayro Moreno y Avilés Hurtado, quienes reemplazarían a Joao Rojas y Mauro Formica (ellos se unirían a Alemao y Lizarazo como bajas del club).

De Chile, aunque el Audax no tiene una oferta formal, se habla de la llegada de Juan Cornejo, un lateral izquierdo, que reforzaría una banda con la que ha batallado mucho La Máquina.