La presión me da fuerza: Sergio Bueno

El entrenador de Cruz Azul afronta el bache por el que atraviesa su equipo; asegura que no puede pedirle nada a la afición celeste: "tenemos que ofrecer resultados, futbol, garra, corazón y defender la playera con orgullo” 

Sergio Bueno
Sergio Bueno (Iván López )

CIUDAD DE MÉXICO

Sergio Bueno se nota tranquilo y confiado. Dos derrotas consecutivas (ante Chiapas y Tijuana) han cimbrado su proyecto con el Cruz Azul, pero el entrenador no pierde la calma.

Confía en que los pasajes de buen futbol que ha tenido su equipo durante los partidos serán más prolongados y enderezarán el rumbo en este Apertura 2015.

Eso sí, sabe que los abucheos e insultos serán más constantes si esta Máquina no logra convencercon su futbol, tal como pasó ante Xolos, donde el estadio exigió su salida con un sonoro "fuera Bueno".

Pero el entrenador comprende que todo esto es parte del entorno de dirigir a uno de los equipos más populares de México."Mira, si es el precio que tengo que pagar, pues bienvenido sea. No tengo ningún problema. Toda esa presión y manifestación de la gente por algo es, hay cosas que pudieran estar fuera de sitio, pero yo no tengo que estar juzgando a nadie, tengo que hacer mi chamba", dijo en entrevista a La Afición.

Desde que fue anunciado como DT de La Máquina, Bueno ha tenido que lidiar con la presión de las críticas y el rechazo de buen sector del público cruzazulino.

Él admite que esto no ha disminuido su entusiasmo."Todo esto que está presente amí me da más fuerza, más deseo de luchar y de revertir la situación, que jamás van a ver un técnico que se doblegue, que se desanime o se apanique (sic) con el entorno. No, la verdad que no, todo esto me alimenta y me da más fuerza".

Por esa misma razón Sergio no pide paciencia a su proceso, ni plazos para que se den los resultados. Él afirma que en su rol no se trata de pedir, sino de ofrecer.

"Yo a la gente no le pediría nada, yo a la gente le tengo que ofrecer. Mis jugadores y yo debemos estarmuy conscientes que a la gente le debemos de ofrecer cosas, ¿por qué le tenemos que pedir a la gente que se calme, que se tranquilice que no sea impaciente? No, nosotros tenemos que ofrecer resultados, futbol, ofrecer garra, corazón,defender la playera con orgullo y amor propio".

Y agrega: "Nosotros tenemos que buscar enamorar a la afición, tenemos que buscar convencerla, nosotros tenemos que buscar el apoyo y respaldo; eso no tenemos que pedir, lo debemos de ganar".

Son 14 años los que lleva Sergio Bueno como entrenador profesional (debutó con Celaya en el Invierno 2001), en ese tiempo se acostumbró a la presión de dirigir equipos con problemas de descenso, y ahora con Cruz Azul vive la otra cara de la moneda, la presión de ser protagonista e ir por un título de Liga.

"Yo no trabajo bajo presión. Entiendo que existe, pero me parece que tengo el camino suficientemente andado para poder resolver con tranquilidad, con paciencia y conatingencia, aunque eso no quiere decir que no me equivoque, hasta el mejor entrenador en el mundo a veces comete errores; si algunavez me equivoco y el público me lo recrimina, por algo será.

"Yo debo sustraerme para hacer mi trabajo como debe de ser. No debo estar pensando que porque hay una bomba impresionante (la presión) por allá debo de actuar en función de todo lo que está en el entorno, yo debo de buscar que todos rindamos para que esa bomba que existe se pueda disolver".

¿Con la poca paciencia que demostradola afición, crees que solo el título te garantizará lacontinuidad en Cruz Azul?

"Sería muy prematuro decirlo así, esto encierra muchas cosas, el trabajo de un entrenador no se tiene que restringir a decir 'o eres campeón o no sirve lo que hagas', esto no es así, estaría fuera de sitio que yo dijera este tipo de cosas; el trabajo de un entrenador debe ser valorado y analizado por muchas cosas.

Entiendo la otra parte y si así es el análisis de la gente, ya veremos, al tiempo; si los medios opinan esto de que la única posibilidad que tengo para seguir vigente en el club es consiguiendo la estrella, pues bienvenido sea el reto, no hay problema".

Por esa misma razón, Sergio no se impone plazos, pero sí ofrece su compromiso para que La Máquina revierta desde este fin de semana (cuando visita a Querétaro) el mal paso del equipo.

"Todos los días busco dar lo mejor de mí, yo no tengo plazos, yo busco lograr mis objetivos todos los días. Este momento tiene un poco de todo, estos últimos dos resultados nos tienen en un estado de que nos califiquen de muchas maneras, pero estamos en el momento justo para trabajar, para no desmayar y luchar por revertir esto. A lo único que puede comprometerse uno en la vida es a darlo todo, de hacer tu trabajo lo mejor posible, que uno prepare a sus jugadores para quelo dé todo".

Así vive este momento Sergio Bueno, un hombre acostumbradoa la presión del descenso y ahora viviendo la que genera un "grande"con una sequía de casi 18 años sint ítulo.