“Asumo el riesgo”: Roque Santa Cruz

El delantero paraguayo lleva su preparación al límite, aunque aclara que no hará a un lado la intensidad en su estilo, pese al riesgo de sufrir otra lesión

Roque Santa Cruz, delantero de Cruz Azul
Roque Santa Cruz, delantero de Cruz Azul (Iván López)

Ciudad de México

El prestigio de su buen trato de balón tomó fuerza en los mejores países de futbol. Por ello, Roque Santa Cruz levantó gran expectativa en todos los aficionados de Cruz Azul, que sabían que su equipo había fichado para este 2015 a un refuerzo de calidad.

Pero una lesión lo alejó de las canchas con apenas un duelo jugado y minutos de otro, situación que no le ha permitido mostrar lo que tanto esperan de él, y que despertó la crítica de algunos.

Pero Roque no deja de sonreír ante la adversidad, toma las cosas con calma, pues está seguro de que no tardará en explotar su mejor nivel.

"En mi carrera he tenido muchas lesiones de rodilla, que normalmente aquejan a un profesional; lesiones musculares no he tenido, ha sido la primera vez que me he lastimado de enfrente, del muslo, pero a mí no me preocupa, yo como digo, siempre soy muy exigente con mi preparación y voy muchas veces al límite. Mi preparación tiene que estar de acuerdo con lo que yo espero de mí en los partidos", dice.

Y agrega, "así que asumo el riesgo, pero tampoco lo voy a cambiar ahora, me gusta exigirme y prepararme para estar listo para lo que se venga, y ha sido más parte de todo el cambio, más que de un cansancio físico que pueda traer yo, así que no me preocupan las lesiones, no me preocupa que vuelva a aparecer, me prepara para estar mejor y más fuerte, estoy muy optimista para lo que viene".

¿Cómo has sentido el recibimiento de la afición?

Muy bien, hay mucha algarabía, muchas mentes positivas dentro de lo que involucra a Cruz Azul, obviamente por las ganas que tienen de poder ser campeón, de tener un título que se ha mostrado evasivo en los últimos tiempos, dentro de eso la gente sí que se ha hecho sentir, nos ha acompañado de aquí a lo que va de la temporada con muchas ganas, así que es el tipo de comportamiento que esperamos del aficionado y que bueno, el empuje de ellos también se sienta y nos dé esa mano que siempre se necesita en cada partido.

¿Presiona o motiva que la gente espera mucho de ti?

Son amabas cosas, es una presión que yo lo cambio en forma de motivación, es mi tanque de oxígeno aquí, el combustible que me hace salir y entrenar a tope todos los días y ni que decir de los partidos, creo que es un sentimiento que hay que cuidarlo y fortalecerlo, las ganas que tiene la gente, el optimismo es algo muy bonito que nosotros tenemos que proteger, hemos sufrido tras pies con dos derrotas en partidos que la gente quiere ganar, pero es importante que nos hagamos fuertes como grupo con todos los fanáticos.

El sábado abuchearon al equipo, ¿cómo están al interior?

Reconocemos que los resultados no reflejan el rendimiento del equipo que creo que está corriendo, trabajando duro, nos hemos sentido golpeados con las derrotas, pero nos sentimos motivados y fortalecidos por la calidad que tiene el equipo y por la ilusión que tenemos todos de triunfar aquí, así que estamos trabajando parejo para regresar a la senda del triunfo y para darle ilusión a la gente.

Recibiste otra convocatoria para tu selección, pese a que no has jugado...

Cada convocatoria para representar a tu país es una ilusión, más ahora con un proceso nuevo para nosotros que empezamos con Ramón Díaz y, obviamente, la alegría, la emoción de cada convocatoria es grande, es lo máximo que le puede ocurrir a un futbolista; jugar con su selección es una motivación más para seguir trabajando, para rendir, para jugar bien en el club; es una convocatoria que esperábamos todos con ansias. Estábamos contrarreloj un poco por la lesión, y de hecho la comunicación con el cuerpo técnico ha sido constante, creo que el último partido en el que jugué los 90 minutos fue una muestra, para mí, sobre todo, para el cuerpo médico y para la selección que ya estoy bien de la lesión, eso es cosa del pasado e igualmente sigo teniendo los cuidados que se necesitan para no volver a recaer y para que se haga más fuerte la pierna y creo que me agarra en buen momento porque estoy otra vez jugando, entrenando bien y espero que en los próximos partidos que lleguen los goles y las victorias y que con los partidos el equipo pueda volver a su nivel.

¿Tienes muchos años más de carrera?

Creo que siempre voy mirando a corto plazo, tengo dos años de contrato con Cruz Azul y mi objetivo es ser campeón con este club, ojalá y sea ya ahora, me estoy preparando para eso, y para que yo pueda jugar al nivel que a mí me gusta, que para mí eso es clave y fundamental que me vaya bien, que se consigan esos objetivos para ver qué se viene después.

Mientras juegues, ¿no renunciarás a tu selección?

Es muy complicado decirle que no a la selección, uno se prepara y trabaja, y con el tiempo se hace mucho más indispensable, pero las ganas siempre van a estar; obviamente, hay que trabajar duro, pero si alguna vez se tiene que terminar que te termine lo mejor posible.

¿Se habla de mala suerte en Cruz Azul?

Creo que, obviamente, son siete finales las que se han perdido, lo que habla de varios equipos que han rendido muy bien, que han llegado a las finales y el jugar por el título es una maravilla, ojalá y también podamos vivirlo, y una vez que lleguemos ahí podamos espantar todos los fantasmas, porque yo no creo en eso, creo que cada equipo se forja y va haciendo su historia en el futbol y ojalá nosotros sí podamos vivir nuestros nombres y formar parte de los jugadores que han ganado títulos con cruz Azul.