Roque Santa Cruz acepta las criticas

El jugador respeta la opinión que pueda tener la gente sobre su aporte y la larga ausencia que ha tenido; señaló que solo con el título se pueden cumplir las expectativas de su fichaje 

Roque Santa Cruz en un entrenamiento
Roque Santa Cruz en un entrenamiento (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Roque Santa Cruz ya está listo para jugar y deja en manos de Luis Fernando Tena la decisión de ponerlo de inicio o que solo tenga unos minutos el sábado ante Atlas. Eso sí, el paraguayo aseguró que conforme pasan los entrenamientos se siente mejor y va tomando un mejor ritmo.

También Roque habló sobre las críticas que su larga convalecencia ha generado, y dijo que respeta la opinión de la gente que cree que solo ha venido cobrar al futbol mexicano.

"La afición tiene siempre voz para opinar, más allá de que sea cierto o no, siempre van a tener su punto de vista y yo puedo estar tranquilo porque vine a trabajar, porque la gente que sigue de cerca la recuperación lo entiende así, y tampoco me molesto con ellos, creo que hay unas ganas de ver a Cruz Azul campeón, de ver a los que vienen llegando, y dentro de todo eso me imagino que si yo estoy frustrado por no jugar, la gente también lo estará, así que entendible".

Y explicó que a él solo le resta dar lo mejor para aportar a La Máquina: "La única manera que tengo también de responder a lo que la gente piense es jugando, y creo que cuando empiece a jugar solo se van a ir respondiendo las interrogantes; al final se nos va a medir por el éxito que tenga el equipo, aunque juegue todos los partidos, si es que el equipo no sale campeón, las críticas van a estar ahí".

Santa Cruz agregó: "es una situación donde no puedo sentarme a comer con toda la gente que esté descontenta, lo único que puedo decir es que estoy haciendo todo de mi parte para poder jugar, y ya jugando me imagino que las cosas irán cambiando".

También Santa Cruz exculpó al cuerpo médico de Cruz Azul por las seis semanas que se llevó su rehabilitación.

"Yo estoy contento por como van las cosas. Muchas veces queremos apurar y hace que los tiempos de recuperación no sean los esperados, cada uno se recupera a su ritmo, así que no hay ninguna sensación de malestar hacia su trabajo".