ENTREVISTA | POR MINELLI ATAYDE

MARCO FABIÁN DE LA MORA Futbolista

Marco Fabián de la Mora llegó a Cruz Azul a retomar su nivel, pero también para TRANSFORMAR la imagen de indisciplinado que tiene y que admite, se ha ganado.

“Puedo cambiar mi historia”

México

De trato cordial y alegre, por momentos tímido, pero seguro a la hora de hablar de futbol, así es Marco Fabián de la Mora, quien no oculta su molestia por la etiqueta de parrandero que le han colgado, pero también, la trata de ver con optimismo, al grado de que no se arrepiente de aquellos episodios que le dieron una mala imagen.

“Como dicen, matas un perro y vas a ser el mataperros todo el tiempo”, comenta el mediocampista ante la situación. Incluso, mientras decía esto, pasaron Pablo Barrera, Jerónimo Amione y Joao Rojas y le gritaron: “Nos vemos a las tres en el Cambalache (restaurante)”. Todos reían, porque la broma hacía referencia al estigma con el que hoy carga y que él mismo dice, se ha ganado a pulso. Marco Fabián apenas se inmuta ante las sonrisas.

“Como bien me lo han dicho y tienen razón, el que me sigan, el que hablen todo el tiempo de mí y que se estén fijando qué hago, esto me lo gané yo, es seguro, no tengo ninguna duda”.

Luego, toma un respiro y agrega: “Como dice un dicho, matas un perro y vas a ser el mataperros todo el tiempo, pero también creo que se puede modificar las cosas, se puede cambiar, uno no tiene un código para siempre ser el mismo, así que creo que puedo cambiar mi historia, porque me queda mucha carrera. Ojalá y la gente me pueda conocer un poco más y no juzgar sin saber cómo soy en realidad”.

-¿Te arrepientes de haber cometido faltas al ver la fama que te han hecho?

“Al final de cuentas eso me ha hecho madurar demasiado, estoy en un proceso adelantado dentro de mi carrera y he vivido de todo a mis 24 años. Esto me ayuda para que a mi corta edad tenga experiencia y pueda ser un mejor jugador, mejor persona cada día, para poder triunfar. En su momento no lo vi así, pero no estoy arrepentido, simplemente sigo día con día despertando y tratando de cumplir mis sueños”.

-¿Necesitas cambiar tu imagen?

“Vengo acá a cambiar todo eso y a comportarme como un verdadero profesional, quiero que hablen de mí, pero solo por lo que hago en la cancha. Era el momento de levantar la voz, de poner un alto a todo esto (luego de que salieron unas fotos en las que fue a cenar y se dijo que estaba de fiesta). Cuando he tenido errores los he asumido, pero no se vale que una persona quiera lucirse, inventar cosas de más, simplemente porque te vio comiendo o cenando en algún restaurante, yendo al teatro o cine. Soy un ser humano igual que todos, y estoy tranquilo, me han brindado el apoyo a muerte en Cruz Azul y de mi parte no los voy a defraudar”.

-En los torneos pasados, ¿qué te hizo bajar de nivel?

“Creo que pasaron muchas cosas, tenía muchos altibajos, fue un año lleno de circunstancias, desde que el equipo no ganaba y que había cosas extra cancha que me afectaban. Además, lo que pasó de que si me iba a Qatar o no, me iba a selección y perdía ritmo con el equipo, eran demasiadas cosas que yo reflejaba en la cancha, no estaba al cien por ciento, también con el equipo no podía sacar puntos”.

-¿Necesitabas salir de Chivas?
“Creo que era mutuo, no lo he dejado de decir, Chivas me dio todo, estoy muy agradecido, se dice fácil estar 17 años en esa institución y al final, el poder venir a otra gran institución es una buena oportunidad para mí. Lo hablé con el Güero Real, quien es una persona a quien le tengo mucha confianza y estamos en el mismo acuerdo. Todos tienen que cumplir un ciclo y yo ya lo había cumplido en Chivas, pero ahora quiero triunfar en otro equipo”.

-¿Hubo alguna oferta real para irte a Europa?

“Sí, fue una realidad, lo de Qatar estuvo a un paso, las ofertas de Europa sí hubo, pero las directivas no se arreglaron. Al final, tomé la determinación de no ir a Qatar, porque supe que no era el mejor momento, a mí edad me falta mucho por escribir en el futbol mexicano, quiero sobresalir. No era la mejor manera de salir de Chivas, yo le debo mucho al club y en ese momento estaba muy mal como para aventarme del barco. Afortunadamente, ahora estoy en un gran equipo como lo es Cruz Azul, al que llegué para ayudar y claro, a que el equipo me ayude a mí”.

-En algunos partidos con Chivas te abuchearon, ¿crees que se te criticó de más?

“Lo sienta o no lo sienta, creo que lo debo de tomar de la mejor manera, si se me critica más o se me pide más es porque la gente sabe la calidad que tengo, siempre me van a pedir más, ya mostré un nivel y de ahí no puedo bajar, nunca me he puesto un techo, siempre he querido más. Cada crítica, bien intencionada, siempre es bien tomada, me ayuda para mejorar”.

-¿Cuál ha sido tu mejor momento?

“Mi mejor etapa fue cuando ganamos los Juegos Olímpicos. También en Chivas, en el 2011 jugué dos torneos y fui quien metió más goles, ocho y nueve, respectivamente. Hice el proceso Preolímpico, el torneo de Toulon, los Olímpicos, por eso fue mi mejor momento. Luego vino el altibajo que tuve, y ahora estoy recuperándome”.

-En Cruz Azul te van a exigir...

“Estoy buscando el tope de mi nivel. Hoy estoy muy tranquilo y cada vez me siento mejor. Espero este sábado (mañana) debutar en la Ciudad de México (contra Santos) con una gran actuación. Es una enorme responsabilidad, pero también es muy bonito sentir todo eso, me gusta este reto. Agradezco la oportunidad y el recibimiento de todo el mundo, creo que todo es muy bonito y no queda más que regresar esa alegría dando lo mejor de mí en la cancha”.

-¿Te alcanzará el tiempo para que Miguel Herrera se fije en ti y vayas al Mundial?

“Yo creo que sí, este equipo es una gran vitrina, está solo en mí el poder demostrar en la cancha, el poder levantar la mano con mis actuaciones. Él mismo lo dijo, quien esté en mejor nivel se ganará su lugar, es la única manera en la que veo que puedo ganarme un puesto, para mí es un reto”.