Entre el Azul y el Oro

En años recientes, el intercambio de jugadores de Cruz Azul y Pumas ha sido una constante; a un día del enfrentamiento entre ambos clubes, ex futbolistas coinciden respecto a la ocasión


Joaquín Beltrán, 'Parejita' López y Jaime Lozano, futbolistas que jugaron en Pumas y Cruz Azul
Joaquín Beltrán, 'Parejita' López y Jaime Lozano, futbolistas que jugaron en Pumas y Cruz Azul (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

La rivalidad entre Cruz Azul y Pumas es una constante en el futbol mexicano, una añeja tradición en el balompié tricolor. Cada vez que estos dos conjuntos se enfrentan, las apuestas se dividen y las aciones paralizan un sector de la Ciudad de México, ya sea en la colonia Noche Buena, en la grama del Azul, o por el Pedregal, en la cancha del Olímpico de CU; ambas escuadras aglomeran multitudes y acaparan las miradas de miles para disputar en 90 minutos el orgullo de cada institución. 

Pese a que se vive intensamente, la rivalidad entre celestes y azul y oro ha permitido el intercambio de jugadores de manera reciente y constante. Durante los últimos años, más de un decena de futbolistas y entrenadores han deslado entre La Noria y CU.

"Espero que este fin de semana se brinden al máximo, se entreguen pensando en que la afición irá al estadio”, 'Parejita' López 


Los claroscuros han acompañado a más de un futbolista que protagoniza el cambio de sede; no han gozado de la misma fortuna en el club que aterrizan, una vez que abandonan las las de su equipo predecesor, pero esta seguidilla de traspasos se mantiene. Varios nombres ejemplican dicho fenómeno. 

Durante la década pasada, parte de la columna vertebral de Pumas que lograron el bicampeonato en 2004, con Hugo Sánchez en el timón universitario, pasaron torneos después a militar con La Máquina. Francisco Fonseca dejó a los felinos en el Clausura 2005, luego de mucha polémica por su fichaje, pues el Kikín era el ídolo de los azul y oro; le siguieron José Luis ParejitaLópez, que arribó a Cruz Azul en 2008, Jaime Lozano en diciembre de 2007 pasó a ser celeste, e incluso Joaquín Beltrán, capitán auriazul y símbolo de la zaga del Pedregal, se convirtió en refuerzo cementero también en 2007. Ninguno tuvo el mismo rendimiento que los catapultó a la palestra de los primeros planos con su anterior equipo.

"Son encuentros que se viven con intensidad, que nadie quiere perderse. De los dos lados disfruté ganar”, Jaime Lozano


“Le guardo muchísimo cariño a Pumas, y es que en Cruz Azul apenas pude disputar seis meses de contrato dentro de la institución. Espero que este fin de semana ambas escuadras se brinden al máximo, se entreguen pensando en que la afición irá al estadio a verlos; desde luego que espero gane Pumas y así se meta a la Liguilla sin mayor problema”, expresó José Luis López vía telefónica, ahora jugador de los Venados del Mérida, en el Ascenso MX.

Jaime Lozano coincide con el Parejita en cuanto al cariño que lo liga todavía a Pumas, pero sus sentimientos no lo ciegan del presente que vive la escuadra Guillermo Vázquez y más que una victoria en el Azul, desea que la estabilidad retorne al cuadro universitario:

“Sin duda que es un partido importante, pero el equipo tiene que estar enfocado en salir de la crisis, no solo en ganar un juego el sábado; son encuentros que se viven con intensidad, que nadie quiere perder. De los dos lados (Pumas y Cruz Azul), disfruté ganar. Obviamente, que por el tiempo y todo lo que pasé en CU, es mayor la estima”. 

Un partido imperdible

Aunque se le recuerda más con la indumentaria de Pumas, Joaquín Beltrán respeta su paso por Cruz Azul (2007-2009) y sobre el encuentro de este n de semana, admite que es un clásico, un juego que sin importar a qué equipo pertenezca, la victoria es la única encomienda: “ambos equipos tienen una rivalidad importante, casi subieron a la Primera División en el mismo año, , los dos están en el Distrito Federal y las aciones son muy eles, será especial”.