Cruz Azul lo lleva al Mundial

Marco Fabián de la Mora se levantó del último torneo que tuvo con Chivas, en el que fue abucheado, y en cinco meses se ganó un puesto en selección


Marco Fabián
Marco Fabián (Mexsport)

Ciudad de México

Cuando pocos creían que no podría levantarse de los abucheos, de la crítica de su entorno, Marco Fabián de la Mora volvió a brillar en el futbol mexicano y, luego, eso lo hizo vestir de nueva cuenta la playera de la selección para ganarse un lugar rumbo al Mundial de Brasil.

La única convocatoria que tuvo Marco en este 2014 a selección fue para el duelo amistoso con Estados Unidos del 2 de abril; aunque no le fue tan bien en este duelo que empató el Tri 2-2, sus actuaciones con los cruzazulinos le valieron un lugar en el cuadro de Miguel Herrera.

El 2004 tenía que ser el año de la revancha y así lo tomó; salió del Guadalajara para recuperar su mejor futbol con La Máquina, algo de lo que muchos dudaban, incluso, al entrenador Luis Fernando Tena le cuestionaron el fichaje, ya que el mediocampista caminaba con la etiqueta de parrandero y trasnochado.

Pero al timonel se le dio toda la confianza y los cruzazulinos pidieron a Marco por un año de préstamo. Le funcionó, porque el Clausura 2014 lo jugó bien, al igual que el torneo de la Concacaf.

Las primeras dos jornadas de la Liga MX las jugó de titular, dio un par de chispazos interesantes, pero no mostraba lo que tanto necesitaba Cruz Azul.

La tercera jornada no la jugó y fue en la cuarta en la que se le vio con determinante actitud, contribuyó con un gol para el 4-0 que le metieron a Veracruz.

Fue en la quinta fecha contra Chivas en la que Marco le dio profundidad al conjunto al igual que Mauro Formica, y aunque no lo relejó en el marcador, quedó claro que levantaba la mano para que lo volvieran a ver como un elemento importante.

Atlante y Puebla fueron víctimas del mediocampista con dos y un gol, respectivamente. Marco tomaba fuerza, pero fue hasta el duelo con Tijuana que volvió a mostrar su calidad, desde ese momento se fortaleció en un porcentaje importante.

De la jornada 15 a la 17 no tuvo actividad, al igual que el resto de los titulares del Cruz Azul, que se prepararon al cien, primero para la Final de la Liga de Campeones de la Concacaf, y luego para la Liguilla. Sin duda, la medalla de oro que obtuvo con la selección Sub 23 lo ha mantenido con la ilusión de que todo se puede hacer si se lo propone; la consiguió en aquellos

Juegos Olímpicos de Londres y lo intentó con Cruz Azul, donde se le negó el título de la Liga, pero obtuvo el trofeo de la Concacaf, así como el lugar en el Tricolor.

En su andar, el Flaco Tena fue fundamental, es quien lo ha relanzado en el futbol. "Luis Fernando es un gran técnico, lo ha demostrado a lo largo de su carrera, pero más allá de ser un gran técnico es una gran persona, es un gran ser humano, una persona que te entiende, que te comprende, que te da mucha confianza y que es muy abierto ante todas las circunstancias".

En entrevista con La Afición, Marco dijo que Tena "es un gran motivador, sabe detectar tus cualidades, te las explota al máximo, está siempre contigo, diciéndote qué necesitas, qué puedes explotar dentro y fuera de la cancha, le tengo mucha confianza, hemos hecho una dupla importante desde la selección, es un entrenador al que le debo mucho".

"NO PINTO AQUÍ": ACHILLE EMANÁ

Uno de los elementos más polémicos de Cruz Azul ha sido Achille Emaná, quien en varios momentos del Clausura 2014 se sorprendió de su poca actividad, aún cuando físicamente estaba bien, según comentó el mismo camerunés. Ahora que ha concluido el torneo, el mediocampista no sabe si permanecerá en el club, pues dijo, esperará hasta que termine el Mundial de Brasil, en el que participará con Camerún, para definir su futuro. "Me estoy enfocando en el Mundial. No me voy a esconder, esta situación no puede durar así, sé que aquí, por todo lo que ha pasado, yo no pinto nada aquí".