"Liguilla es una obligación": Marco Fabián

Marco Fabián tiene claro que Cruz Azul debe llegar a la fase final para evitar un fracaso anticipado; aseguró que no siente que sea un jugador irregular

Marco, en un juego de Liga
Marco, en un juego de Liga (Mexsport)

Ciudad de México

Cruz Azul y Pumas deambulan en esa peligrosa línea que separa la esperanza del fracaso. Hoy, cualquiera que pierda estará prácticamente descartado para avanzar a la Liguilla; en cambio, el ganador aún tendrá 90 minutos en la Jornada 17 para colarse a la fase final.

Sí, en este juego ya no valen las especulaciones y los errores que han caracterizado a estos dos equipos en esta temporada. Marco Fabián asume la obligación que tiene Cruz Azul de calificar a la Liguilla, pues de no hacerlo firmará un fracaso anticipado.

"Tenemos que cerrar el torneo de la mejor manera. No cabe duda que el torneo ha sido de muchos altibajos, pero tenemos que dejar eso en el pasado y vivir al máximo el presente, tenemos claro que debemos ganar los partidos que nos quedan para estar en la Liguilla y sabemos que Cruz Azul debe estar ahí como una obligación".

Marco tiene claro que La Máquina debe llegar a la fase final a como dé lugar, pues ya en la Liguilla pueden dar una sorpresa y eliminar a los punteros, como precisamente le ocurrió a Cruz Azul el torneo anterior, cuando calificó como líder y fue echado por León, que entró de octavo.

"En el futbol mexicano, entrando en octavo lugar muchos equipos han salido campeones, entonces es importante primero clasificarse a la Liguilla y ahí ya puede pasar cualquier cosa. Es lo que se vive en el futbol mexicano, tenemos que aprovecharlo a como dé lugar, ahora, ojalá podamos entrar porque con el plantel que tenemos y los grandes jugadores que hay aquí, nuestro objetivo será quedar campeón".

Pero La Máquina no tiene margen de error, con 20 puntos es necesario que gane sus últimos dos juegos para no depender de ningún otro resultado, en caso de empatar alguno de los dos encuentros, estaría al borde del fracaso. Incluso, para Marco Fabián de la Mora el no conseguir el título ya es un traspié importante.

"Siempre para esta institución será un fracaso si no se consigue el objetivo principal que es lograr el campeonato, creo que es un club grande que ya necesita y anhela ser campeón, entonces el fracaso siempre va a estar ahí cuando no lo logres, pero no hay que dejar de luchar ni pensar en ello, hay que ser positivos y buscar la Liguilla".

Hace un torneo, La Máquina calificó con muchas semanas de anticipación. Ahora, si se mete será de última hora. Fabián sabe que el equipo no tuvo la misma confianza y funcionamiento, por eso llegaron hasta esta situación.

"Es difícil de explicar a veces, el futbol es de momentos y el equipo perdió un poco la confianza; sin duda somos los mismos jugadores del torneo pasado y las cosas no salen de la misma forma. El torneo pasado claramente nos fue de maravilla, pero entrando a la Liguilla terminó todo muy rápido, sabemos que así es el futbol mexicano y debemos estar conscientes de que el principal objetivo es clasificar y ahora debemos dejar a un lado todo y cerrar bien".

RESPETA LAS CRÍTICAS

A nivel individual, Marco Fabián está lejos de la productividad que tuvo el torneo pasado, en el que a estas mismas alturas comandaba la ofensiva cruzazulina con siete goles, ahora no lleva ninguno.

Incluso, Luis Fernando Tena lo mandó a la banca durante dos jornadas. Marco se defiende y dice que se le juzga por la cuota goleadora, cuando él no es un centro delantero nato.

"No hice pretemporada, pero no es pretexto. Al final de cuentas el trabajo es grupal y trabajo para el equipo, no para mí, y trato de que el equipo gane. De repente se habla de bajo rendimiento por la falta de gol, porque no ha Marco Fabián, en las instalaciones de La Noria Marco, en un juego de Liga caído, pero estoy tranquilo porque nunca he sido un goleador nato o un delantero; hago lo que me toca a mí y lo que me pide el técnico".

También señala que la falta de confianza y el paso inestable del equipo le pegó: "Al igual que a todo el equipo es lo que me pasa a mí, el bajón o lo que sea de repente cuando no se dan los

resultados te afecta, pierdes un poco de confianza porque no te salen las cosas. El torneo pasado le pegaba y era gol; ahora, por más que intenta uno, las cosas no salen de la mejor manera, así que tienes que ser paciente".

Pero Marco Fabián asegura que siempre aceptará las críticas que sobre él se formulen. "Quienes saben de futbol saben a lo que me refiero. Ante las críticas no puedo decir nada más que seguir trabajando, soy muy de respetar opiniones. En el futbol un día puedes ser el héroe y al otro un villano, y como dicen, goles son amores, y siempre la gente va a pedirte más, sobre todo cuando uno muestra algo no debes de bajar de ese nivel".

El tiempo se le acabó a Cruz Azul. Hoy, el camino de la Liguilla puede abrirse o también el del fracaso. Pero en medio está Pumas. Uno saldrá lastimado.