A Perea aún le falta más tiempo para volver

El defensa colombiano tardará al menos seis semanas en volver a hacer futbol y unas cuantas más en tomar ritmo de juego; el colombiano reconoció que perderse el Mundial por esta lesión ha sido lo peor de su carrera

Luis Amaranto Perea
Luis Amaranto Perea (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Luis Amaranto Perea vive las horas más negras en su carrera como jugador profesional. Debido a una lesión en la rodilla derecha que, empezó a finales del Clausura 2014, el colombiano fue marginado de la Copa del Mundo de Brasil, rompiendo así el sueño que había perseguido en toda su carrera profesional.

Sin embargo, el mal momento no ha parado ahí, ya que a Luis Amaranto aún le restan seis semanas para poder entrar en contacto con la pelota, por lo que también le tomará unas cuantas más para tomar nivel futbolístico y poder pelear un lugar en el once titular de Luis Fernando Tena.

"Es la primera vez en mi carrera que estoy tanto tiempo lesionado y es un momento muy raro para mí porque que el cuerpo ya te pide entrenar y jugar, pero lo llevó bien y aguantando, ha sido un tiempo largo después de unos meses de operaciones y rehabilitación".

Sobre el hecho de haberse perdido el Mundial por esta lesión en la pierna derecha, Perea reconoció que es un golpe que nunca podrá olvidar.

"Ha sido el momento más difícil de mi carrera, estar toda la vida en jugar un Mundial y nunca recuerdo haberme perdido un partido por lesión, y en la cita más importante que da el futbol quedarte fuera por algo así ha sido desgarrador totalmente. Ese momento nunca volverá, porque ya no habrá una segunda oportunidad y creo que no habrá otro evento deportivo que reemplace el haber cumplido ese sueño por lo cual fue muy duro. Sé que viene mi recuperación y sé que está Cruz Azul, pero insisto, el dolor permanecerá toda la vida".

Incluso, para Perea es más sencillo recuperarte de una lesión física que de un golpe psicológico como el que el afrontó:

"De la lesión te puedes recuperar, pero el perderte un Mundial durará toda la vida, nunca habrá un evento deportivo que reemplace lo que es un Mundial sobre todo para mí que había trabajado muchísimo para llegar, al final Dios sabe porque pasan las cosas y es donde me apoyo porque mi familia y yo somos muy cristianos. Me tiene que servir de alguna manera para saber que el futbol me tiene que dar una revancha, no creo que sea igual pero uno toma fuerza de ello para seguir muchos años más"

Luis Amaranto tampoco se desespera por las seis semanas que aún le faltan para empezar a trabajar con el balón, tampoco se arrepiente el haberse arriesgado de más al jugar algunos minutos la Final de vuelta de la Concachampions, en la que Cruz Azul se coronó, pese a ya tener serias molestias en su rodilla derecha pues comprende que era necesario darle ese título a la gente.

"Lo más importante para mi es recuperarme bien y no presionarme. Era un momento complicado porque con Cruz Azul nos jugábamos cosas importantes, estábamos a las puertas de un titulo y claro que piensas en la selección, pero piensas en los momentos que vive tu club y máxime cuando hace mucho no da alegrías importantes a su afición, pero no me arrepiento de nada de lo que hice porque soy honesto con mi trabajo y mi profesión por lo cual son consecuencias de este deporte y ya es una etapa pasada".