Máquina desarticulada

Cruz Azul necesita un milagro para colarse a la Liguilla, con un plantel que el torneo pasado fue el primero en calificar a la fase final, al cuadro del Flaco Tena le espera un cierre complicado

Mariano Pavone, delantero de Cruz Azul
Mariano Pavone, delantero de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Para calificar a la Liguilla, Cruz Azul necesita ganarle a la UdeG... y también de un milagro. Sí, además de obtener los tres puntos, La Máquina tiene que esperar una serie de combinaciones para colarse entre los ocho lugares que dan un sitio a la fase final.

Con 20 puntos, Cruz Azul está en la posición 12 de la tabla, y tiene delante de sí a cinco equipos que tendrían que perder puntos para que el conjunto celeste avance en la recta final del certamen.

Los resultados que le darían la calificación al equipo de Luis Fernando Tena son los siguientes: Pumas (21 puntos) tiene que perder o empatar el domingo ante Monterrey en CU; Querétaro (21) también debe caer o igualar en su visita a Chiapas; Santos, con 22, debe perder o igualar en su visita a Puebla, aunque la igualada lo lleve a 23, misma cifra a la que llegaría La Máquina, la diferencia de goles favorecería al conjunto capitalino; mismo caso con Pachuca, que con 22 unidades, debe caer o empatar en su juego ante Veracruz; por último, León debe caer ante Tijuana.

Eso sí, Cruz Azul solo aspira a entrar como el lugar 7 u 8 de la tabla general, por lo que necesita forzosamente cuatro de las cinco combinaciones anteriores. Una realidad muy distante a lo que le tocó vivir el torneo pasado, cuando entró como superlíder faltando cuatro jornadas para que concluyera la fase regular del Clausura 2014.

GRANDES DIFERENCIAS

Acostumbrado a ganar, donde sea: La versión pasada de La Máquina del Flaco Tena fue un equipo que hilvanó hasta ocho triunfos consecutivos la temporada pasada (de la Jornada 2 a la 9), y que ganó en cinco de las nueve visitas que realizó; en este Apertura no ha ganado como visitante y ya no logró tener victorias consecutivas.

Precisamente, desde principios de marzo de este año, Cruz Azul ya no ha vuelto a ganar dos partidos de manera seguida y su último triunfo de visita fue el 5 de abril ante América en el Estadio Azteca. Esta estadística es la que lo tiene sentenciado a jugarse su última carta en la fecha 17.

Jugadores en diferente momento: algo que incluso el propio Luis Fernando Tena reconoció públicamente fue en el bajo nivel en el que estuvieron algunos elementos, sobre todo en sector ofensivo, pues la defensa se ha mantenido como una de las mejores del campeonato. Hombres como Marco Fabián, Mauro Formica no lograron llegar al nivel del torneo pasado donde cargaron con el peso ofensivo del equipo con 14 goles, hoy solo el argentino contabiliza un tanto y Marco, ninguno. También Mariano Pavone ha tenido un pobre semestre con cuatro goles anotados, mientras que Pablo Barrera, Joao Rojas y Christian Giménez han sido intermitentes.

Un mayor equilibrio: el torneo pasado, Cruz Azul llegó a la Jornada 16 con 33 puntos, 26 goles a favor y 18 en contra; ahora, apenas suma 20, con 15 goles anotados y 14 recibidos. A estas alturas, en el Clausura, tenía 10 juegos ganados, tres empates y solo tres descalabros; en el Apertura lleva cinco triunfos, cinco empates y seis derrotas.

Refuerzos que no rindieron: en el Apertura 2014 Cruz Azul consiguió el préstamo de Marco Fabián que se convirtió en el mejor refuerzo de la temporada, incluso eclipsando la mala apuesta que había hecho el equipo al traer tres elementos de la MLS. Para este torneo se apostó por mantener la base del conjunto que fue superlíder y solo apuntalarlo con tres elementos: Francisco Javier Rodríguez, Hernán Bernardello y Aníbal Zurdo. De ellos, solo el Maza ha tenido continuidad y se puede decir que ha cumplido al suplir a Luis Amaranto Perea, ya que el equipo se mantuvo como una de las mejores defensas.

En cambio, Bernardello se ganó la titularidad, pero después de unas fechas la perdió ante Xavier Báez, mientras que Zurdo apenas y ha tenido minutos, además de las lesiones que lo han aquejado.

Disciplina: el torneo pasado, Cruz Azul solo tuvo dos expulsados en todo el torneo; ahora son cinco las ocasiones en las que algún jugador ve la tarjeta roja. Lo peor es que las rojas lo han afectado en los marcadores.

Por ejemplo, Jesús Corona fue expulsado ante Toluca y La Máquina cayó 2-1; el Maza y Joao contra Tigres, y Cruz Azul perdió 1-0; por último Pavone, en el juego que ganó Pumas 2-0.

La Máquina parece estar destinada a fracasar en su lucha por el título de Liga, pero aún le quedan 90 minutos.