El laberinto de Cruz Azul

Debido a la falta de gol, Luis Fernando Tena ha probado con diferentes sistemas tácticos para que La Máquina logre mayor contundencia; sin embargo, sigue siendo el pendiente del equipo


Ciudad de México

A Luis Fernando Tena se le podrán criticar muchas cosas, menos que no ha intentado revolucionar a su equipo para que sea más ofensivo y contundente. En este torneo el Flaco ha dejado de lado el habitual 4-4-2 o 4-4-1-1 y ha presentado otros sistemas para que La Máquina encuentre el gol, aunque sin éxito.

El sábado ante Jaguares, por primera vez desde que Tena está en el banquillo Cruz Azul salió con una línea de tres zagueros, cuatro mediocampistas y tres delanteros (3-4-3), lo que provocó que tuviera mucha llegada, pero cero puntería, perdiendo el juego por la mínima diferencia.

En ese partido La Máquina tuvo un total de 22 tiros, nueve fueron a gol, pero ninguno entró, pese a que generó el doble de lo que hizo el rival. En estos momentos Cruz Azul es la segunda peor ofensiva con apenas 13 tantos en 15 juegos, es decir, ni siquiera llega al gol por partido, y solo supera a la UdeG que ha marcado 10 en toda la temporada.

La falta de contundencia es la que puede marcar el destino delequipo en este Clausura 2015 y marginarlo de la Liguilla, tal como pasó el torneo pasado, cuando apenas consiguió 16 goles en 17 juegos.

LA EVOLUCIÓN DEL SISTEMA

En las primeras jornadas del torneo, Luis Fernando Tena utilizó su sistema habitual: el 4-4-1-1(línea de cuatro atrás, dos zagueros y dos laterales; dos contenciones en el centro del campo, con dos volantes a los costados; así como dos delanteros, uno jugando más adelante que el otro), el cual variaba a la ofensiva a un 4-2-3-1.

Después de ganar los primeros dos juegos del torneo por la mínima diferencia, vino el primer bache del equipo al acumular dos empates sin goles ante Veracruz y Puebla, pero lo más alarmante fue que Cruz Azul tampoco generó llegadas de gol. Por esa razón Tena apostó de inicio por el 4-2-3-1 (cuatro defensas, dos contenciones, tres volantes y un delantero), con lo que el equipo mejoró su cuota y resultados, llegando incluso al liderato general en las Jornadas 5 y 6.

Sin embargo, en ese vaivén de buenos y malos resultados, a Cruz Azul le llegó otra racha en la que perdió dos partidos consecutivos (ante Chivas y Toluca), razón por la que el Flaco buscó un sistema más agresivo para los juegos posteriores, utilizando un 4-3-3 (cuatro defensas, tres volantes de contención y tres delanteros). Con este parado La Máquina encontró más gol, pero al mismo tiempo se volvió más vulnerable en sector defensivo.

Después de la derrota ante América (Jornada 12), Tena volvió a su planteamiento de principio de temporada, con el que obtuvo la victoria contra Tigres, pero el descalabro ante Morelia. En esta última jornada, contra Jaguares de Chiapas, Cruz Azul lució un parado con línea de tres defensas en el fondo, cuatro mediocampistas y tres delanteros (3-4-3). Ése fue el último rostro que mostró el equipo de cara a los últimos dos duelos del torneo, donde se juega la calificación.

SIN CONTINUIDAD AL ATAQUE

Además de la necesidad de mejorar la cuota goleadora, Luis Fernando Tena ha tenido que lidiar con la dificultad de repetir una alineación.

Solo la línea defensiva ha tenido regularidad, mientras que las ausencias al ataque han sido frecuentes debido a las lesiones y las suspensiones.

Por ejemplo, en la portería Jesús Corona ha sido inamovible; en la defensa Julio César Domínguez y Fausto Pinto han jugado todos los minutos del torneo, mientras que el Maza Rodríguez y Gerardo Flores han jugado 14 de los 15 juegos disputados. Ahí la razón por la que la defensa celeste sea la segunda mejor del torneo con solo 12 tantos recibidos.

En la contención, Gerardo Torrado y Rafael Baca han sido constantes, y solo se han perdido dos juegos, Baca por lesión y Gerardo por suspensión. Los volantes también han tenido continuidad, por ejemplo Joao Rojas ha participado en 13 de los 15 duelos, aunque solo en 10 como titular, y Xavier Báez ha jugado en todos los partidos, y solo en uno entró de cambio.

Adelante es donde empieza la falta de regularidad. De los delanteros, Alemao ha jugado 13 partidos, aunque solo 11 de inicio; Christian Giménez ha participado en 14, pero solo en ocho como titular; Mauro Formica tiene 13 juegos y 10 como titular, finalmente Roque Santa Cruz suma ocho partidos en este Clausura 2015.

A todos ellos Tena los ha alternado al ataque, buscando mayor poder; sin embargo, el promedio de goles sigue siendo muy bajo para un equipo que aspira a ser protagonista.