“Debemos cerrar la boca”

José de Jesús Corona reconoce que los jugadores de Cruz Azul ya no tienen que prometer el título a su afición, sino demostrar sus ganas en el terreno  de juego


Jesús Corona, portero de Cruz Azul
Jesús Corona, portero de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Pocas veces suele ser polémico con sus declaraciones. Más bien, José de Jesús Corona es de los futbolistas a los que no le gusta figurar ante cámaras y micrófonos, pese al liderazgo que tiene en Cruz Azul.

Esta vez, el portero se mostró seguro en sus declaraciones, y en entrevista con La Afición confirma que llegó el momento de que los jugadores de Cruz Azul dejen de prometer y demuestren sus ganas en la cancha. Y es que ya son muchos años de amarguras, y los cementeros no pueden lograr el tan anhelado título de Liga. La última ocasión fue en ese Invierno 1997. Después de eso, han pasado decenas de futbolistas que llegan con la intención de brillar, sobre todo, con la encomienda de ser la diferencia en un plantel trastornado por los tropiezos.

"Ahora no hay nada qué decirles, lo que quieren es que actuemos, que lo demostremos con buen futbol, con buenas actuaciones, creo que estamos en ese momento, ya nada de prometerles o de hablar, soy consciente de que la afición se cansa también de que su equipo no obtenga buenos resultados. Estamos en esa etapa de cerrar la boca y de ponernos a actuar y de hacer nuestro trabajo lo mejor posible cada uno de nosotros".

Chuy llegó a Cruz Azul en el Apertura 2009 y desde ese momento se volvió en uno de los consentidos de la afición. Con Tecos, había tenido buenos momentos, pero, sin duda, La Máquina le dio nuevos bríos y la proyección para convertirse en un referente.

Con esa experiencia, Corona admite que estos años con los celestes no han sido sencillos, el no obtener el campeonato ha calado en sus seguidores, y eso es lo que más les duele a los jugadores, el no poder corresponder al respaldo que les han mostrado.

Ahora, Cruz Azul sufre atrás. Luego de estar entre las mejores defensivas el año pasado, la directiva y el cuerpo técnico optó por no reforzar esa zona para este Apertura 2015. Pero en cinco duelos, les han metido ocho goles, una cifra que no tiene nada contentos a los defensas y a Corona.

"Creo que es una de las posiciones que se trató de mantener la base, ya llevamos más de un año siendo la mejor defensiva, creo que por el trabajo que se hizo se trató de mantener a los mismos jugadores".

De paso, agregó que "reconocemos que no hemos sido sólidos, entre nosotros hemos platicado, la defensa y el arquero reconocemos, pero también sabemos que hay rachas negativas en el futbol, pero somos jugadores comprometidos con nosotros mismos primeramente, con los compañeros y con el cuerpo técnico. Con trabajo y si no bajamos los brazos vamos a regresar a ser la defensa sólida que se estaba acostumbrado a tener aquí en Cruz Azul".

Para esta campaña, la llegada de Sergio Bueno fue muy cuestionada, daba la sensación de que los seguidores esperaban a un técnico con un currículum extenso, de esos que presumen en papel los títulos, pero no fue así. De ahí en fuera, la extensa lista de refuerzos reavivaron las esperanzas, y más cuando el conjunto daba tintes de que daría una buena cara. Pero en el arranque de torneo, Cruz Azul ha sido bipolar. Un duelo lo juega bien y otro mal. Por ahora, no sé sabe cuál va a ser su verdadero estilo, pero al menos el que quiere Bueno es el de un conjunto agresivo y sólido atrás.

"No hemos tenido los resultados que creíamos desde antes de iniciar la temporada, pero veo un grupo de jugadores que por momentos juegan bien al futbol, se han apuntalado todas las posiciones, llegaron jugadores de mucha calidad que están comprometidos con el club, con uno mismo, y es algo muy importante, estamos en un momento en el cual tenemos que mejorar en cuanto a resultados".

Cruz Azul perdió en la Jornada 1 3-0 ante Morelia, pero en la 2 se impuso 1-0 a Chivas. Mostró eficacia y agresividad en el estadio Azul contra León y le ganó 2-0. Pero luego, cayó 2-1 contra Chiapas y 3-1 frente a Tijuana, números que nada gustan en el seno celeste.

"Ya llevamos dos derrotas al hilo, pero en Cruz Azul está prohibido eso, sabemos de la exigencia que hay aquí por ser un equipo grande. Somos los primeros en aceptar que hemos dejado de hacer cosas dentro del campo que nos tiene en esta posición, pero con trabajo y determinación podemos salir y retomar el camino".