Cruz Azul – Pumas, porteros de contrastes

Jesús Corona ha sufrido una baja de juego con Cruz Azul; contrario a Palacios, quien después de su lesión regresó en gran nivel a los Pumas


Jesús Corona y Alejandro Palacios, porteros de Cruz Azul y Pumas, respectivamente
Jesús Corona y Alejandro Palacios, porteros de Cruz Azul y Pumas, respectivamente (Mexsport)

Ciudad de México

El balón da muchas vueltas en una cancha de futbol, así como los momentos de un jugador. De cara al duelo del próximo sábado entre Cruz Azul y Pumas, se enfrentarán dos porteros a los que la suerte les cambió radicalmente en este semestre: José de Jesús Corona y Alejandro Palacios.

El portero de La Máquina pasó de ser el menos goleado en los últimos dos certámenes a uno de los responsables por el mal paso de su club debido a los errores que ha cometido en las últimas jornadas; en cambio, el Pikolín se ha consolidado como el mejor de este Apertura 2015 al comandar al equipo menos goleado, cobrando revancha luego de perderse por lesión toda la temporada pasada.

Así las cosas, la luz de Pumas –líder indiscutible del torneo– comienza desde la portería, mientras que la decepcionante marcha de Cruz Azul, que lo tiene en el fondo de la tabla, también tiene origen bajo los tres palos.

LA SOMBRA DE CORONA

Hubo un tiempo en el que José de Jesús Corona fue considerado, sin tanta discusión, el mejor portero del futbol mexicano. Su liderazgo se reflejó en los momentos más oscuros de Cruz Azul al comandar por dos torneos seguidos a la defensa menos goleada del futbol mexicano.

Sin embargo, en este Apertura 2015 ha cometido errores que han perjudicado a su equipo. Los malos momentos de José de Jesús llegaron de la mano de la crisis de Cruz Azul. La pesadilla comenzó en la Jornada 4, contra Tijuana, con el juego 11 Chuy fue sorprendido con un disparo de larga distancia de Juan Arango, el cual parecía de trámite para un portero de su experiencia y jerarquía, al fi nal el juego concluyó 13.

A la semana siguiente se presentó la misma situación, pero ahora contra Querétaro, un tiro muy lejano del brasileño William da Silva se convirtió en gol.

La mala racha no paró ahí. En el duelo contra América, ya con el marcador en contra, Chuy se precipitó en una salida al tratar de tapar a Darío Benedetto que se enfilaba solo a la portería, el delantero se lo quitó con facilidad y anotó el 2-0 definitivo.

Frente a Monterrey, de nueva cuenta un disparo de Dorlan Pabón desde fuera del área lo venció.

Cuatro errores costosos son los que ha cometido Jesús, quien hace una semana reconocía no pasar por el mejor momento.

"Soy el primer crítico hacia mi persona cuando sé que me equivoco, cuando sé que puedo hacer más en una jugada; nadie tiene el puesto asegurado, pero se me ha respaldado y quiero agradecerle a Sergio Bueno", dijo.

Los números de Cruz Azul en el aparato defensivo no son nada halagadores: 15 goles en ocho juegos es demasiado para un equipo que en las últimas dos temporadas apenas recibió 29 en 34 partidos.

Ahora Chuy afrontará una prueba de fuego, la de detener a la que se ha convertido en la mejor delantera: Pumas. Hubo un tiempo en el que Jesús Corona era considerado el mejor portero del futbol mexicano. Hoy, más que nunca, Cruz Azul necesita que el arquero recupere la confianza y transmita la seguridad que siempre le ha caracterizado.

LA REVANCHA DEL PIKOLÍN

Menospreciado y criticado desde el inicio de su trayectoria profesional, debido a las características que exhibió como portero, Alejandro Palacios es un futbolista acostumbrado a remar contra corriente para sobresalir. Debutó de la mano de Hugo Sánchez en Pumas en el 2003, pero fue hasta el Clausura 2011, ocho años después, con Memo Vázquez, que asumió la titularidad del cuadro auriazul.

Con 34 años de edad, el cancerbero registra apenas nueve semestres como inamovible de Universidad, aunque en los últimos doce meses ha padecido diversas lesiones; hoy, sin embargo, Palacios parece haber recuperado los reflejos, la confianza y la agilidad que le convirtieron en indiscutible, así lo demuestran sus números, sus lances y que el cuadro del Pedregal sea el menos goleado en lo que va de la competencia.

Los cuestionamientos sobre su técnica bajo los tres postes se han borrado poco a poco, Álex goza del cariño de su afición y del respaldo de un técnico que ha creído en él desde el primer momento; al ser un entrenador de códigos y que respeta jerarquías en el vestidor, Memo le devolvió la titularidad a Palacios a inicios del Apertura 2015, luego de que pasara el primer semestre de 2015 recuperándose de una lesión en el hombro derecho.

"Sí, la verdad es que estoy muy contento, se está dando de buena forma mi regreso a la portería y lo más importante es que estoy tratando de colaborar y darle seguridad al arco de Pumas, eso es importante. Estoy agradecido con la afición del equipo, con el entrenador, con mis compañeros que me han respaldado y bueno, tengo que hacer mi mejor futbol", comentó Pikolín luego de las primeras cinco fechas del campeonato.

Y es que una lesión muscular lo alejó para el último encuentro de los felinos; su lugar ante Veracruz lo ocupó Alfredo Saldívar, su relevo natural en el club; aunque para la cita de este sábado, imperdible para él, pues se miden a Cruz Azul. Pikolín ya estará de vuelta, tranquilo porque sabe que el arco le pertenece: "Ahí vamos a estar", comentó hace unos días. Lo que está claro, es que si hay alguien que disfrutará como nadie el encuentro contra La Máquina, ese será Alejandro Palacios.