El semestre negro de Corona

Aunque tal parece que el portero libró la operación en el hombro, sí estará casi tres meses inactivo; este Apertura 2015 ha sido de los peores de su carrera


Jesús Corona, portero de Cruz Azul
Jesús Corona, portero de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

En este Apertura 2015 nada la salió a Jesús Corona, al grado que terminará viendo el término del torneo desde las gradas debido a una luxación en la clavícula izquierda. Por ahora, tal parece que Chuy librará el quirófano, pero tendrá una rehabilitación que lo podría dejar fuera hasta tres meses.

Esta inoportuna lesión parece el colofón de lo que bien puede denominarse como el semestre negro de Corona, quien tuvo una baja muy evidente en su nivel futbolístico que le hizo cometer errores muy raros en él a lo largo de la temporada que generaron muchas críticas, además esto derivó que no fuera considerado a la selección nacional en los cuatro juegos que dirigió Ricardo Ferretti, incluido el del pase a la Confederaciones.

En el Apertura 2015, Jesús Corona vio participación en 14 juegos, completando 13 y saliendo de cambio en el pasado apenas al 11' de acción, por lo que completó mil 181 minutos sobre el terreno de juego.

Luego de haber liderado a la mejor defensa del futbol mexicano por dos torneos consecutivos (Apertura 2014 y Clausura 2015), recibiendo 29 goles en 34 juegos, las cosas para este semestre cambiaron radicalmente pues el aparato defensivo de La Máquina se volvió de los más vulnerables y Jesús Corona recibió 21 de los 22 goles en contra que lleva Cruz Azul hasta el momento.

Pero más allá de la cantidad de goles que recibió Chuy, está el hecho de que en algunos el portero falló de manera increíble, dada la calidad que siempre ha mostrado.

Por ejemplo, el primer falló llego en la Jornada 5, ante Tijuana, cuando un tiro libre de larga distancia de Juan Arango lo sorprendió por completo; una semana después, ahora contra Querétaro, de nuevo un disparo muy lejano lo volvió a rebasar de manera inexplicable.

Los errores continuaron y en la Jornada 7 contra América, Chuy se precipitó en una salida, dejándole toda la puerta abierta a Darío Benedetto; finalmente, contra Monterrey, de nuevo un disparo desde fuera del área lo doblegó.

Las continuas fallas fueron factor para que no fuera considerado para los juegos amistosos que sostuvo la selección mexicana con Ricardo Ferretti, pese a que él venía de ser el titular en la Copa América que se disputó en junio y julio.

Ahora Chuy tendrá que esperar alrededor de tres meses, es decir hasta el mes de febrero, para buscar su revancha futbolística, toda vez que este último semestre del 2015 fue de pesadilla.