El Jefe de la Máquina

El sábado ante el líder Monterrey, Cruz Azul mostró un funcionamiento que no se le había visto; la mano de Tomás Boy cada día es más notoria en el desempeño 

Tomás Boy
Tomás Boy (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

De la mano de Tomás Boy, Cruz Azul está resurgiendo poco apoco. Aunque todavía noestá entre los primeros cuatro lugares de la tabla general, La Máquina empieza a generar un juego cada vez más vistoso y efectivo que lo está acercandoa esos sitios; el sábado dio un golpe de autoridad al golear 4-0 al superlíder Monterrey.

Ha sido la mejor exhibición de Cruz Azul desde que El Jefe llegó al club; ahora, el estilo de Boy es más notorio y el plantel empieza a generar expectativas que van enterrando el recuerdo de las tres últimas temporadas en las que no calificó a la Liguilla.

Con Tomás, Cruz Azul se muestra como un equipo vistoso, ofensivo y goleador; tanto jugadores como el director deportivo, Eduardo dela Torre, han valorado el carácter y el temperamento que el entrenador ha contagiado.

Desde que llegó al banquillo, en el último tramo del Apertura 2015 que ya estaba casi perdido, El Jefe se avocó a ganarse la confianza del vestidor y limar las asperezas que pudo haber tenido en el pasado con jugadores emblemáticos, como Christian Giménez y JesúsCorona.

La principal cualidad que se le atribuye a Tomás Boy, y que cada vez es más notoria, es el temperamento de su plantel. La Máquina ha dado muestras de carácter e intensidad en casi todos sus juegos, independientemente del resultado; sin embargo, hubo dos donde esta característica fue factor: en el triunfo (2-1) ante Chiapas y elempate (3-3) con América.

En el primero, el equipo de Boy se quedó pronto con 10 hombres y se fue abajo en el marcador, pero no cambió de propuesta y logró darle la vuelta al partido.

Ante las Águilas, pese a ir ganando pronto, llegó a estar dos goles abajo en el electrónico, aunque la entrada del Chaco Giménez y las expulsiones americanistas le abrieron la puerta para empatar.

Garra y determinación al servicio del nivel colectivo. Fórmula adecuada.

EL TEMPERAMENTO

La principal cualidad que se le atribuye a Tomás Boy, y que cada vez es más notoria, es el temperamento de su plantel. La Máquina ha dado muestrasde carácter e intensidad en casi todos sus juegos, independientemente del resultado; sin embargo, hubo dos donde esta característica fue factor: en el triunfo (2-1) ante Chiapas y el empate (3-3) con América.

En el primero, el equipo de Boy se quedó pronto con 10 hombres y se fue abajo en el marcador, pero no cambió de propuesta y logró darle la vuelta al partido.

Ante las Águilas, pese a ir ganando pronto, llegó a estardos goles abajo en el electrónico, aunque la entrada delChaco Giménez y las expulsiones americanistas le abrieron la puerta para empatar.

Garra y determinación al servicio del nivel colectivo.Fórmula adecuada.

CON MÁS CONFIANZA

Cruz Azul suma tres torneos sin calificar a las fases finales, eso provocó que jugadores claves como Jesús Corona, Christian Giménez y Francisco Javier Rodríguez, entre otros, perdieran la confianza y bajaran mucho su nivel de juego. Para recuperarlos, El Jefe destacó la calidad de sus dirigidos en varias ocasiones, con los medios de comunicación. Hoy, Corona empieza a tener la seguridad de torneos pasados bajo el arco, el Maza Rodríguez se ha convertido en el capitán que el equipo necesita; en tanto, el Chaco se ha convertido en un relevo de lujo y juega un rol importante pese a no ser titular en la Liga. Aporta dentro y fuera del vestidor. Otro caso relevante es el de Gerardo Torrado, quien sigue siendo uno de los líderes de la plantilla y que ha aceptado también su papel de suplente en Liga.

UN ESTILO OFENSIVO

Cruz Azul es uno de los equipos que más goles ha marcado (lleva 17 luego de ocho fechas); ha anotado en todos los juegos. Con un esquema táctico de un 4-3-3, Tomás Boy busca que el equipo tenga dinamismo y explosividad, sobre todo en laúltima línea. Nunca ha variado de arranque este parado, pesea las visitas que ha hecho aequipos como León y América. El Jefe apuesta por una contención dinámica, con salida y proyección, con Rafael Baca, acompañado de Aldo Leao y Joao Rojas como un volante de funciones más ofensivas; adelante tiene a su tridente Víctor Vázquez, Joffre Guerrón y Jorge Benítez, quien lleva seis goles y ha sido la principal referencia en el ataque. En la banca aguardan los efectivos Christian Giménez y Vicente Matías Vuoso, esperando el turno y sin desentonar.