Inflación cruzazulina

El torneo pasado, cuando el equipo de La Noria elevó sus precios tuvo una caída en la asistencia; ahora aumentó al triple las localidades más accesibles 

Estadio Azul, casa del Cruz Azul
Estadio Azul, casa del Cruz Azul (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Dos torneos sin calificar al hilo, 18 años sin título de Liga, ser de las peores ofensivas enel último año, cinco triunfos y cuatro derrotas como local en el torneo pasado, no fueron razones suficientes para detener la inflación azul.

Para el inicio del Apertura 2015, Cruz Azul manejará los siguientes precios en taquilla: 200 pesos para las localidadesde porra local y visitante, la zona preferente estará en 210, la platea en 240 y la dorada en 270; además, se tiene que considerar que estos precios tienen un aumento si se compran por el sistema Ticketmaster, empresa que gestiona el Estadio Azul, ya sea por internet o teléfono. 

Estas cifras son muy contrastantes con las que manejó La Máquina el torneo pasado, pues en sus primeros juegos había un precio especial para la porra cruzazulina que solo tenía que pagar 60 pesos para ingresar al inmueble, la porra visitante pagaba 80, mientras que la zona preferente y general estaba en 120, las plateas en 160 y la zona dorada en 200 pesos.

De esta manera las entradas más baratas (las porras) aumentaron el triple de lo que valían hace seis meses, la zona preferente se incrementó en casi un 80 por ciento, las plateas en un 50 por ciento y la dorada en un 35 por ciento.

Aunque Cruz Azul se había mantenido sin mantener los precios de sus localidades en las últimas temporadas, ahora lo ha hecho después de un año complicado en cuanto a resultados, en el que el equipo quedó fuera de las Liguillas del Apertura 2014 y Clausura 2015, además fue de las peores ofensivas en estos dos campeonatos.

YA LE PEGÓ EL AUMENTO

Desde el semestre pasado, La Máquina hizo un ajuste en los precios de sus localidades –justo en las últimas tres jornadas del campeonato– que repercutió claramente en la asistencia de su afición al Estadio Azul, aunado también al mal paso del equipo en esa temporada.

Después de cinco juegos en los que tuvo buenas entradas, las primeras cuatro por arriba del 70 por ciento de la capacidad del Estadio Azul –cuyo aforo es para 34 mil 199 espectadores–, se tomó la determinación de incrementar los precios, lo que repercutió claramente en la taquilla.

Aunque en un principio se trato como una medida para limitar el ingreso de la porra Sangre Azul, que en los juegos contra Chivas (Jornada 7) y Atlas (Jornada 9) había protagonizado actos violentos en las gradas, la medida se quedó para el término de la temporada.

Para la Jornada 13 del Clausura 2015 vino el aumento de las localidades, las zonas de las porras local y visitante, que pagaban 60 y 80 pesos respectivamente, tuvieron que pagar 140 con el ajuste; preferente y zona dorada aumentaron 30 pesos, mientras que las plateas solo 20.

Sin embargo, las entradas ya no fueron las mismas, los juegos contra Tigres (J13), Jaguares (J15) y UdeG (J17) fueron malas, en los dos primeros duelos no se pasó del 33 por ciento de ocupación del estadio, mientras que ante Leones Negros, pese a que se jugaba el pase a la Liguilla, la gente apenas copó el 38 por ciento del aforo del Azul.

Ahora, con el inicio del proyecto de Sergio Bueno, se verá que tanto repercutirá el aumento de precios en los boletos para esta temporada. En redes sociales muchos aficionados hicieron sentir su descontento, pero la verdadera muestra llegará el sábado a las 17:00, cuando La Máquina debute en el torneo recibiendo al Morelia.