Se cayó lo de Guilherme con Cruz Azul

El cuadro celeste informó que no hubo acuerdo contractual con el brasileño, por lo que "no será oficializado" como refuerzo

Guilherme viajó de regreso a Brasil
Guilherme viajó de regreso a Brasil (Santiago Chaparro)

CIUDAD DE MÉXICO

Finalmente la contratación de Guilherme Gusmao con Cruz Azul terminó por caerse. Hoy, la directiva de La Máquina anunció que no hubo un acuerdo contractual por lo que el delantero brasileño "no será oficializado" como refuerzo del equipo.

"La Dirección Deportiva, a cargo del profesor Agustín Manzo, reportó está mañana a la Dirección de Comunicación, la no oficialización del jugador Guilherme Gusmao al no encontrar un punto de acuerdo en la negociación contractual. Recordando que después de pasar las evaluaciones médicas del Club, prosigue la fase de negociación contractual y ahí fue, donde ambas partes no lograron avanzar. El jugador no será oficializado como refuerzo y podrá regresar a su lugar de origen", informó Cruz Azul en su página oficial.

Desde anoche se reportó que las negociaciones se habían detenido por completo debido a que no habían llegado a un acuerdo en la parte contractual y económica del contrato. Incluso, ayer en la tarde el brasileño viajó de regreso a su país sin querer dar ninguna declaración.

Guilherme llegó el miércoles a nuestro país para hacer los exámenes médicos, una parte la hizo ese día, mientras que otra las completó el jueves. La preocupación de la directiva era el estado físico del delantero que en los últimos cuatro años había sufrido 16 lesiones; sin embargo, este no fue el aspecto que detuvo las negociaciones con Cruz Azul, sino las condiciones contractuales, en la que ha trascendido que La Máquina quería poner una cláusula por si las molestias físicas del delantero se presentaban de manera recurrente.

Cabe mencionar que el Atlético Mineiro, equipo al que aún pertenece Guilherme, intentó aplicar la misma medida en su renovación de contrato, al querer imponerle un vínculo de acuerdo a la productividad del jugador; situación que orilló a que solo renovara por seis meses más.

Ahora Cruz Azul sigue teniendo una plaza más de extranjero y buscará otro delantero para completar su plantilla.