Formica quiere ser referente ofensivo

El delantero argentino se siente confiado de que sus actuaciones se reditúen en goles para La Maquina; dijo que el vestidor es la clave del éxito actual en la plantilla celeste

Jornada 3: Jaguares vs Cruz Azul
Mauro Fornica (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Luego de estrenarse como goleador en el Torneo Clausura 2014, al marcar su primera diana el pasado sábado ante los Jaguares de Chiapas, Mauro Formica comentó que, pese a la satisfacción del triunfo en el Estadio Víctor Manuel Reyna, se siente satisfecho por inaugurar su cuenta personal en anotaciones en el presente certamen y espera que este sea el comienzo de un idilio permanente que le traiga muchos festejos de gol.

"Estoy muy contento porque se me dio la anotación el fin de semana, pero también por la victoria del equipo, porque la necesitábamos; el torneo pasado no se me dieron las cosas como yo esperaba y por eso me siento muy bien ahora, el que haya llegado el gol tiene un significado especial, y espero no desaprovechar mi estado físico, para que esto sea el comienzo de una racha importante".

El atacante sudamericano agradeció a Luis Fernando Tena, su técnico, la confianza y los minutos en el terreno de juego, pues han sido vitales; Mauro Abel Formica expresó también que ahora ya se siente adaptado al balompié mexicano, por lo que en la justa actual se podrá ver la mejor versión del futbolista de 25 años.

"Ahora ya estoy adaptado aquí, y eso es un plus importante, pero de nada serviría todo lo que uno puede decir, si no se tuviera el respaldo del entrenador, que en este caso me ha apoyado, y al igual que yo, desea que me encuentre en el mejor de mis niveles para rendirle al máximo al equipo".

UNA PRUEBA DIFÍCIL
Este sábado, La Máquina recibirá la visita de una escuadra que ha desempeñado un papel gitano e incierto, los Tiburones Rojos del Veracruz, equipo del que Formica pide no confiarse: "ellos basan mucho de su juego en balones parados, así es como hacen daño, y aunque estemos en casa, no podemos decir que será sencillo; habrá que cuidar los espacios por las bandas y no prestarles el balón".