“Vine para jugar”: Federico Carrizo

El volante argentino reconoció que aceptó la propuesta de Cruz Azul debido a la poca actividad que tenía en Boca Juniors

Federico Carrizo, nuevo refuerzo de Cruz Azul
Federico Carrizo, nuevo refuerzo de Cruz Azul (Eduardo Espinosa )

CIUDAD DE MÉXICO

Federico Carrizo ya está en México. El volante argentino llegó esta mañana al Distrito Federal para reportarse con Cruz Azul. Hoy mismo presentará una parte de sus exámenes médicos y finiquitará los últimos detalles para arreglar el préstamo a seis meses que tendrá el club mexicano.

Eso sí, el jugador de 24 años reconoció que la poca actividad en Boca Juniors hizo que aceptara la oferta de La Máquina.

“Eso es la verdad, vine para jugar; estos primeros partido en Boca no tuve la oportunidad de jugar así que se abrió esta posibilidad de venir a Cruz Azul no lo dudé, y lo que más quiero es continuidad. No me prometieron nada, pero uno viene con toda la ilusión, con todas las ganas de iniciar de la mejor manera y ganarse un lugar”.

De La Máquina, reconoció que sabe poco, pero sí de la necesidad que tiene de ganar un título de Liga, lo que puede ser un incentivo para él.

“De algo estoy enterado, que hace un tiempo Cruz Azul no puede conseguir algún título, así que es un incentivo más para mí, el tratar de aportar al equipo y que nos vaya bien. Sinceramente mucho no sé, sé que hace tiempo no ha ganado cosas y de los argentinos que están. Todos me han hablado muy bien, compañeros que han pasado por acá. Se conoce lo que es Cruz Azul, es muy grande así que estoy contento de llegar acá y espero hacer las cosas bien y aportar mi granito de arena”.

Incluso, aseguró que sabe muy bien lidiar con la presión, pues es la misma que se vive en Boca Juniors, club del que proviene.

“Vengo de un equipo grande, genera mucha presión y así que estoy acostumbrado, esperemos aprovechar esa presión porque es lindo jugar bajo presión, pero hay que saber aprovecharla”.

Sobre el poco tiempo que estará en La Máquina, de inicio solo seis meses, Carrizo apuntó que no quiere adelantarse a lo que podría pasar después.

“Espero tener una experiencia linda y después se verá. No sé si es una desventaja (llegar con el torneo en curso), espero poder adaptarme rápido y además vengo con ritmo, solo me faltaría adaptarme”.