Sin plazos para el título

Eduardo de la Torre, nuevo director deportivo de Cruz Azul, dijo que sería populista el asegurar que se saldrá campeón en un tiempo determinado


Guillermo Álvarez Cuevas presentó a Eduardo de la Torre, Aldo Leao, Víctor Vázquez y Jo„ffre Guerrón
Guillermo Álvarez Cuevas presentó a Eduardo de la Torre, Aldo Leao, Víctor Vázquez y Jo„ffre Guerrón (Mexsport)

Ciudad de México

Las palabras se las lleva el viento. Así de claro lo entiende Eduardo de la Torre, por esa razón el nuevo director deportivo de Cruz Azul fue cauto en su primera comparecencia ante los medios de comunicación. En esta su segunda etapa en el club promete trabajo y dedicación, pero no puede augurar aquello que no está al cien por ciento en sus manos, como es el tan ansiado título de Liga para este club.

Es más, el Yayo —quien estará ligado al club cruzazulino por los próximos dos años— enfatizó que es demagogia poner plazos, que a veces solo se prometen cosas para quedar bien con el a­ficionado, algo que él no quiere hacer y pre­ ere que sean las acciones las que hablen del trabajo que realizará.

“Quien lo hace de esa manera puede caer un poco en la demagogia, yo quiero que las acciones sean las que hablen más que alguna promesa o declaración para quedar bien con la gente. Yo siento que se tiene que ver de una manera próxima y que esa posibilidad de ser campeón está más latente que nunca”.

Aunque De la Torre confía que el tiempo que pasará en esta segunda etapa con La Máquina será suficiente para lograr el campeonato que en estos 18 años se le ha negado al club. “Decir o asegurar algo así es imposible para cualquier persona, incluso puede ser hasta populista, pero por supuesto que hay tiempo su­ficiente para lograrlo”.

Y sí, el tema más recurrente que se le cuestionó al Yayo fue el título, pero él aseguró que hay más áreas en las que debe de trabajar como director deportivo, obviamente dedicado al primer equipo, pero con una atención especial en las fuerzas básicas.

“Entiendo que la parte del campeonato es algo que debemos saber llevar; es algo que no podemos evadir, ni lo vamos a hacer, pero sí hay que saberlo llevar. La palabra obligación puede caber. La responsabilidad la tendré y siempre responderé”.

Y agregó: “Hoy la situación es totalmente distinta, me da gusto que hay una relación total de la parte deportiva de las fuerzas básicas con el primero equipo, ahí voy a apoyar al cien por ciento, reforzando lo bien que se están haciendo algunas cosas e influyendo con algunas que puede que no sean tan buenas”.

Incluso, el Yayo aseveró que se siente más preparado para esta nueva etapa con La Máquina, aunque matizó que su esencia sigue siendo la de trabajar de manera cercana con el entrenador, en este caso Tomás Boy.

“Yo soy un director deportivo de cancha más que de escritorio, ésa es mi esencia. Hace siete años cuando llegué a Cruz Azul tenía unos meses de haber sido director técnico, ahora ya tengo ocho años en el área técnica, ya pasé por Chiapas y Necaxa y he aprendido mucho de los aspectos que involucran esta labor, así que creo que lo haré de mejor manera”.

Sobre las palabras que dijo hace unos días el presidente Guillermo Álvarez Cuevas en relación a que debía reducirse el número de extranjeros, De la Torre señaló que es un tema que se debe analizar, ya que las circunstancias han provocado que también el club registre elementos naturalizados.

“Los tiempos han cambiado y se ha abierto mucho esa parte, no solo en elección deportiva sino la misma naturalización; debemos de diferenciar el deseo, lo que nos gustaría, con la realidad, tenemos que ser muy equilibrados; hay una corriente muy fuerte para regular la cuestión de los extranjeros, no la de los naturalizados que es más complejo”.