Tomás Boy “es la combinación idónea”

En el comienzo de su segunda etapa como director deportivo de La Máquina, Eduardo de la Torre está convencido que el temperamento de Tomás Boy es algo que hacía falta en Cruz Azul


Eduardo de la Torre confía en el trabajo de Tomás Boy en Cruz Azul
Eduardo de la Torre confía en el trabajo de Tomás Boy en Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Hacía mucho tiempo que Cruz Azul no hacía gala de una exhibición de carácter como que la protagonizó el sábado pasado contra Chiapas. Ese día, La Máquina remontó un juego que se la había puesto cuesta arriba con la expulsión del Maza Rodríguez y la marcación de un penal riguroso en la primera mitad. Al final, terminó por imponerse 2-1 a la visita.

Con la llegada de Tomás Boy –en la Jornada 12 del Apertura 2015– se esperaba que el equipo cruzazulino se impregnara del carácter y temperamento que siempre han distinguido al Jefe. Aunque se llevó un tiempo y le ha costado mucho sacar resultados positivos (tanto en Liga y Copa), de apoco la mano de Boy empieza a notarse.

Y es precisamente el temperamento de Tomás una de las cualidades que más le pueden servir a este Cruz Azul, así de claro lo ve y lo entiende Eduardo de la Torre, quien hace dos semanas fue anunciado para vivir su segunda etapa en la dirección deportiva del equipo.

"Creo que Tomás llega en un momento muy oportuno a la institución. Cruz Azul también necesitaba alguien con su temperamento y hay que aprovecharnos ambos lados: Tomás aprovechando esta oportunidad y el club aprovechando que llegó aquí", sentencia en entrevista con La Afición.

Y agrega: "Esa combinación es ahorita la idónea para la institución y esperemos conseguir muchos resultados favorables juntos".

Eduardo no quiere perder tiempo, pues su labor ya está en marcha con el análisis de las áreas que necesitan una mejora urgente en la institución, como lo son las fuerzas básicas, aunque asegura que también se le debe dar continuidad a lo que se ha hecho bien en el club.

"A veces se piensa que la labor del director deportivo se circunscribe a ese mes previo a la época de contrataciones, pero estoy con cuerpo técnico y presidente ya desde la semana pasada, empezando a planear el campeonato que viene. A veces nos vamos con la finta de que hay que cambiar todo y no, aun en esta sequía de títulos hay cosas que se han hecho bien".

En la Liga, Cruz Azul ya aligeró la presión con su primer triunfo; sin embargo, Yayo tiene claro que se debe ir partido a partido, lograr primero la calificación y luego pensar en el título de Liga.

"El equipo debe demostrar en cada partido que está comprometido y que está buscando ese objetivo, pero tenemos que ir partido a partido, es una cadenita y una serie de eslabones; de nada sirve decir 'vamos a ser campeones' si no ganas el partido que entra o si tu equipo no juega de la manera que quieres".

En su presentación lo dejó en claro, cualquier tipo de promesa es caer en populismo o demagogia: "En ninguna parte del mundo, ningún directivo o técnico puede asegurar el título. Ahorita tenemos que regresar a las Liguillas para pelear el título".

Sin embargo, los 18 años están ahí como una sombra y De la Torre lo único que puede prometer es que este Cruz Azul estará mejor preparado para intentar eludir los malos momentos que una y otra vez se han presentado. "Al pasado le voy a dedicar poca energía. Nos vamos a dedicar al presente y al futuro, toda esa historia la entendemos, no la evadimos, sabemos las responsabilidades. Puede llegar a pesar (la sequía), pero no va a ser así, tenemos que estar preparados para cualquier situación y presión de esa índole; que en el momento culminante en lugar de errar un penalti, lo metas; que en lugar de que una jugada de último minuto sea en tu arco, pase en la del contrario".

"SI GANAMOS 5-4, NO TENGO PROBLEMA"

Hasta el momento, la defensa de Cruz Azul ha sido su sector más vulnerable, pues ya lleva siete tantos en contra y es la segunda peor del torneo; sin embargo, De la Torre afirma que esta fragilidad es el precio por una propuesta ofensiva y arriesgada. Para él es mejor ganar por muchos goles, pese a que en el trámite también encaje varios en contra.

"Esa es una parte (la fragilidad defensiva), la otra es que el equipo está haciendo más goles, o sea, las dos cosas van ligadas y a veces encontrar ese equilibrio te lleva un tiempo, pero lo que queremos es que, ya sea que recibamos muchos o pocos goles, el equipo meta y que transmita al público, esa es la parte principal. Si nosotros ganamos todos los partidos 5-4 no tengo ningún problema y la afición creo que tampoco".

Eso sí, el Yayo descarta que Cruz Azul sea desordenado, solo falta equilibrio: "El espíritu, corazón y eso que transmite un equipo cuando está intenso no está peleado con el orden ni con la estructura, simplemente hay que encontrar qué características hay que conservar hasta el límite de la frontera y qué parte le puede impregnar los nuevos jugadores y Tomás desde que llegó".