Con lo mínimo, Cruz Azul derrota a Pachuca

Un gol de Joao Rojas le entregó a Cruz Azul su primer triunfo en el Clausura 2015; los dirigidos por Luis Fernando Tena se impusieron 0-1 al Pachuca en el Estadio Hidalgo 


Joao Rojas celebra con sus compañeros el gol del triunfo ante Pachuca
Joao Rojas celebra con sus compañeros el gol del triunfo ante Pachuca (Mexsport)

Ciudad de México

Un gol de Joao Rojas en los primeros minutos del encuentro, fue suficiente para que Cruz Azul asaltara la cancha del 'Huracán' y derrotara al Pachuca 1-0 en la fecha 1 del Clausura 2015.

El partido comenzó con retraso debido a una fuerte granizada que cubrió la cancha del Estadio Hidalgo. Cruz Azul fue quien buscó primero el arco rival y encontrarían su recompensa con apenas ocho minutos en el reloj, cuando Roque Santa Cruz, flamante refuerzo celeste, rescató un balón de la línea de fondo, y sirvió un centro pasado que Joao Rojas envió de cabeza al fondo del arco defendido por Oscar Pérez.

Duro golpe para la afición hidalguense que apenas saboreaba el inicio de un nuevo torneo en su casa. La reacción de Pachuca no se hizo esperar, pero como respuesta a su esfuerzo, se encontraron con la imponente figura del arquero Jesús Corona, quien con un elegante lance, evitó el empate, en intentona del argentino Diego Buonanotte.

Los 'Tuzos' desesperaron y buscaron el tanto del empate, descuidando la parte baja y ofreciendo facilidades a un Cruz Azul que, tampoco es que quisiera liquidar el encuentro desde el primer tiempo. Gran parte de esas oportunidades fueron desperdiciadas por quien, irónicamente, tenía los de la Noria al frente en el marcador, Joao Rojas.

La parte complementaria fue un vendaval por parte de los dirigidos por Diego Alonso; Buonanotte y Ariel Nahuelpan no pararon de desbordar por los costados o intentando penetrar el área cementera. Sin embargo, sus intentos se veían asfixiados por la mala puntería en sus disparos o la imprecisión en el último toque, aunado a ello, Corona había salido en otro de esos días donde no estaba dispuesto a dejar pasar nada.

Con poco tiempo en el reloj, Cruz Azul cuidó con recelo los tres puntos que hasta entonces tenía en la bolsa, asegurándolos hasta el silbatazo final del encuentro, y comenzando así, un nuevo certamen con bríos renovados y la seguridad de llegar ante su gente, la próxima semana, con una victoria a cuestas.