Odiosas comparaciones

Tena no hará movimientos radicales en su once, ya que este plantel es casi el mismo que fue líder el torneo pasado, aunque varios están lejos de su nivel

Cruz Azul en el estadio Jalisco frente a Atlas
Cruz Azul en el estadio Jalisco frente a Atlas (Mexsport)

Ciudad de México

El miércoles, Luis Fernando Tena se salió de su discurso cauteloso y se le vio muy seguro al sentenciar que Cruz Azul llegaría a la Liguilla. Pero, ¿cuál es el principal argumento del entrenador para creer que La Máquina recuperará terreno en esta última parte del torneo? El mismo Flaco lo dio al señalar que su equipo "solo necesita recuperar la memoria".

Sí, porque prácticamente La Máquina conserva el mismo plantel, incluso casi el mismo once titular que fue líder el semestre pasado, cuando llegó a la Jornada 9 con 25 puntos sumados, la mejor ofensiva con 18 goles y la mejor defensiva con apenas tres tantos recibidos.

Hoy, los números son muy contrastantes. Con nueve puntos sumados, La Máquina apenas se sitúa en la posición 14, es una de las peores ofensivas con siete goles y ya ha recibido 10.

Del once titular que fue líder en el Clausura 2014, hay por lo menos ocho elementos que se mantienen como estelares, tal es el caso de Jesús Corona, Julio César Domínguez, Rogelio Chávez, Fausto Pinto, Gerardo Torrado, Joao Rojas, Marco Fabián y Mauro Formica; también hay jugadores como Mariano Pavone y Christian Giménez que tuvieron un rol protagónico.

Los jugadores que fueron importantes el semestre pasado y ahora no han tenido regularidad son Luis Amaranto Perea que no ha podido jugar por una lesión, aunque ya está cerca de reaparecer, así como Alejandro Castro que inició jugando la temporada, pero una cirugía en la rodilla lo hizo ausentarse varias semanas.

En la zaga Francisco Javier Rodríguez ha suplido a Perea, mientras el argentino Hernán Bernardello ha hecho lo propio en el sitio de Castro, pero de ahí en fuera son las mismas caras que en el Clausura, pero con un rendimiento muy inferior.

Por ejemplo, Jesús Corona no ha tenido la misma solidez del torneo pasado, aunado a la lesión en las cervicales que trajo de su estancia en la selección nacional. Al portero le han metido ocho de los 10 goles que lleva Cruz Azul, y en el juego contra Toluca se equivocó de manera increíble en el segundo tanto choricero; al fi­nal fue expulsado por protestarle al árbitro.

En la defensa, Julio César Domínguez sigue siendo el elemento más regular, seguido de Rogelio Chávez, quien no ha tenido el mismo aporte ofensivo del torneo pasado, cuando a estas alturas llevaba tres goles y dos asistencias.

Adelante la situación es más alarmante. Por ejemplo, Marco Fabián y Mauro Formica eran los líderes goleadores el torneo pasado con cuatro goles cada uno, ahora solo el argentino ha marcado en una solo ocasión.

En el caso de Mariano Pavone se mantiene una productividad a la baja, pues no ha marcado ningún tanto e incluso ya es banca, el semestre pasado llevaba dos anotaciones, pero había contribuido con cuatro pases para gol. Tampoco Christian Giménez ha podido recuperar su papel estelar en La Máquina, aunque por ahora ya logró hacerse un

hueco en el once en lugar del Tanque.