Par de golazos sepultan a Cruz Azul; 1-2 ante Toluca

Enrique Triverio y Antonio Ríos terminaron con la tenue esperanza que Cruz Azul tenía de jugar Liguilla; los Diablos se impusieron en el Azul y están calificados

Ciudad de México

Toluca cumplió con el pronóstico y se impuso 1-2 a Cruz Azul en duelo correspondiente a la jornada 16 del Apertura 2015, donde un par de bellas anotaciones por parte de Enrique Triverio y Antonio Ríos, sepultaron la mínima esperanza que los de La Noria tenían de avanzar a la Liguilla por el título. 

Para Tomás Boy, quien llegó a recuperar el rumbo tras la destitución de Sergio Bueno en el banquillo cementero, esta era la última llamada para seguir aspirando a calificar a la ronda de eliminación directa, sin embargo, el buen futbol que los Diablos han desplegado a lo largo de todo el torneo, terminó imponiéndose ante un Estadio Azul que una vez más fue castigado por la afición local. 

Apenas se cumplía un cuarto de hora cuando Enrique Triverio levantó a propios y extraños de sus butacas, el delantero choricero recibió adelante del medio campo rival, giró e impactó fuerte de derecha para hacer imposible la estirada de Guillermo Allison. Los de Cardozo conseguían una ventaja que ya no perderían. 

Sobre la recta final del primer tiempo, Antonio Ríos finiquitó la obra para los visitantes, todo nació de un mal rechace por parte de Gerardo Torrado, quien despejó el balón al centro del campo donde Ríos controló, y disparó con potente derechazo para clavar el balón cerca del ángulo izquierdo del meta cementero. 

Aunque en la parte complementaria se notó mayor intención en Cruz Azul, la mala puntería y las atinadas intervenciones de Alfredo Talavera, flamante seleccionado nacional, evitaban cualquier descuento para los azules. 

Hasta el minuto 87, cuando Benítez, uno de los más insistentes, regresó por un momento las ilusiones a sus seguidores, rematando un balón dentro del área imposibles para el hasta entonces inmaculado Talavera. 

Una ilusión que solo duró 3 minutos, pues el silbante dictaminó el final del encuentro, y con ello, consumó la eliminación y nuevo fracaso de Cruz Azul, quien por tercer torneo consecutivo tendrá que ver la Fiesta Grande desde el televisor; Toluca, por su parte, amarró su calificación como uno de los grandes aspirantes a la corona.