Agónico triunfo celeste: 1-0

La Máquina venció uno a cero a los mexiquenses con anotación de Christian Giménez y con esto los cruzazulinos se despegan en la cima del torneo al acumular 25 puntos

'Chaco' Giménez dio el gol de la victoria a La Máquina
'Chaco' Giménez dio el gol de la victoria a La Máquina (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Programado con el juego de la jornada, debido a lo efectivo del juego de Cruz Azul y Toluca en jornadas anteriores, el enfrentamiento de los dos primeros lugares del Clausura 2014 no quedó a deber, y desde el primer minuto del encuentro se vivo con intensidad el cotejo que de llego a cabo en la grama del Estadio Azul. 

Durante los primeros minutos del cotejo La Máquina se mostró como un equipo dominador, que impuso su ley en territorio propio. Par de desbordes de Joao Rojas y sutiles toque de Mauro Formica, la llave del primer cerrojo celeste, que no rindió frutos, pero que mantuvo en constante alerta al conjunto visitante.
 
Pese al optimismo y enjundia mostrada en el inicio del compromiso, la ofensiva de e iniciativa del local se diluyó conforme avanzó el cronómetro, al igual que el ánimo de los presentes en las gradas. El primer tiempo terminó con un apretado 0-0 que dejó menos emociones de las que se esperaban en un inicio. Toluca supo equilibrar fuerzas y aguantó los embates. Marco Fabián abandonó los primeros 45 minutos con la amonestación en sus espaldas.
 
Para la segunda parte, los Diablos Rojos salieron a la cancha con hambre de triunfo y sed de goles. Los dirigidos por José Saturnino Cardozo hilvanaron trazos que colocaron en más de un predicamento a la zaga cementera, en la que su líder, Amaranto Perea, padeció la velocidad de Isaac Brizuela, la fuerza de Pablo Velázquez, además del ritmo y dinámica de Edgar Benítez.

La posesión del rival obligó a los atacantes de Cruz Azul a recular y recorrer distancias en las que no son habituales. La escuadra de Luis Fernando Tena apenas tuvo oportunidades ante el arco de Alfredo Talavera, pero sin fortuna y tino, Mariano Pavone y compañía fallaron más de una que ya se cantaba en la tribuna.
 
En la recta final del complemento, el ingreso de Christian Giménez y un planteamiento más ofensivo del cuadro de La Noria le brindo al fanático celeste la esperanza de un final feliz en casa. La situación fue propicia y en cobro de tiro libre, el Chaco, aplaudido por todo el estadio a su ingreso a la cancha, al 35', marcó el único tanto del encuentro, el gol de la victoria y el que mantiene a Cruz Azul en lo más alto de la tabla general.