Cruz Azul acumuló sus deberes con un 3-0 en casa

Monarcas goleó a La Máquina en la Ciudad de México, su debut en el Apertura 2015; Velázquez, con doblete, y Cuero fueron los anotadores por los purépechas

Ciudad de México

Monarcas Morelia venció 3-0 a Cruz Azul en el inicio del Torneo Apertura 2015, doblete de Pablo Velázquez y uno más de Jefferson Cuero, dupla que apunta para goleo individual del paraguayo, ya probado en Toluca.

Precios altos y baja definición, una Máquina que urge de un delantero matón. Sergio Bueno mandó a Joao Rojas y Jerónimo Amione como responsables de los goles; los imagina, los crean, pero no saben cómo meterla, principio básico del futbolista, máxime en un torneo corto.

La paciencia puede acabar en La Noria; es muy temprano, es jornada uno, pero en 45 minutos, los cementeros abrieron la puerta a un Morelia que, reflejo de cadencia de su técnico, Enrique Meza, dio par de golpes a la causa azul.

Poco menos de medio estadio con gente en la grada que vivió goles, obra de Cuero y Pablo Velázquez, al 35' y 41', respectivamente.

Dos acciones que evidenciaron muy en el alba la carencia en el fondo celeste: Omar Mendoza y García Sancho, huecos que aprovechó Jefferson Cuero: primero para su gol y después sirvió, por izquierda, una línea que cruzó el área de Jesús Corona para la definición de Pablo: 2-0, fin, enmarcado por un penal errado de Gerardo Torrado, el capitán; poste derecho sobre la meta de Cirilo Saucedo.

12 MIL 408 espectadores, asistencia oficial al Azul para el debut en el Apertura 2015

Quince minutos del segundo tiempo y 'Ojitos' dio muestra de mesura y orden en banca: 3-0, conexión Cuero - Velázquez que fulminó en 20 minutos.

Balón filtrado del 23 monarca, recepción dirigida de Pablo y adiós debut ganador celeste (49').

Quince minutos del complemento y Bueno enseñó desesperación: Zúñiga, Baca y Fabio, a escena, un resto azul pálido, banquillo corto para la exigencia de cada torneo desde 1997: un título.

Los deberes de la Máquina en el Apertura 15 se acumularán minuto a minuto y en casa, donde debe ser fuerte, alejó a su gente con una estocada al bolsillo, por si las tareas en cancha, afición y resultados no fueran suficientes: "se hubieran esperado a que den resultados y hubieran subido los precios".

"Fuera Bueno, fuera Bueno", primeros noventa minutos de Sergio, su técnico, y ya piden su salida. El A15 ya rueda en casa azul.