Cruz Azul: la mexicanización, al olvido

Una de las metas de Cruz Azul hace algunos años era lograr una plantilla solo con jugadores nacidos en México, pero para el Apertura llegaría a tener diez futbolistas sin esa condición

Marc Crosas
Marc Crosas (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Una de las metas que tenía Cruz Azul desde hace una década y media era lograr que su plantilla estuviera compuesta solo con jugadores nacidos en México, como Chivas.

Pues bien, La Máquina se ha tenido que adaptar a los nuevos tiempos y para este Apertura 2015 podría llegar a tener 10 jugadores no nacidos en el país: cinco extranjeros y cinco elementos naturalizados. 

El lunes, Joao Rojas recibió su carta de naturalización por parte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, por lo que dejó de ocupar una plaza de extranjero e incrementó a cinco la cifra de jugadores naturalizados de La Máquina: Christian Giménez, Marc Crosas, Lucas Silva y Emanuel Loeschbor son los otros cuatro del plantel.

A ellos se les debe sumar la presencia del paraguayo Roque Santa Cruz, los argentinos Mauro Formica (aunque podría salir del equipo) y Ariel Rojas, así como el brasileño Fabio Santos y un elemento más que llenaría el cupo de cinco extranjeros que permite la Liga MX por equipo. 

UN OBJETIVO TRUNCO

Los dos primeros títulos que consiguió Cruz Azul en su historia fueron con puros elementos mexicanos, en la temporada 1968-69 y en el Torneo México 1970.

Por esa razón, uno de los anhelos de Guillermo Álvarez Cuevas, presidente del equipo, era que La Máquina regresara a esa esencia, incluso en los títulos posteriores, el conjunto cruzazulino siempre mantuvo una base mexicana y a lo mucho solo tenía dos o tres extranjeros en la cancha.

Para la década del 2000, muchas veces se enfatizó que con José Luis Trejo vendría la llamada mexicanización del plantel cuando éste le dio la oportunidad a varios jóvenes en el primer equipo como Tomás Campos, Melvin Brown, José Hernández, Norberto Ángeles, entre otros.

Sin embargo, la falta de títulos truncó este proyecto y Cruz Azul se distinguió por usar siempre sus cinco plazas de extranjeros. 

MÁS EXTRANJEROS, MENOS CANTERANOS

La última vez que sonó con fuerza el proyecto de la mexicanización en Cruz Azul fue a principios de esta década. Incluso, en el Apertura 2010, con Enrique Meza al frente, solo tuvo registrado a tres extranjeros en el plantel: los argentinos Christian Giménez, Emanuel Villa y Maximiliano Biancucchi.

Pero la pronta eliminación en la Liguilla del equipo pese al superliderato, obligó a la directiva a que volviera a ocupar todos los lugares de extranjeros y hasta la fecha así se ha mantenido la tendencia.

Desde el último título de Cruz Azul (Invierno 1997) hasta el Clausura 2015, el equipo ha contratado a 57 elementos extranjeros; ahora, con las incorporaciones de Fabio Santos, Ariel Rojas y un delantero más, para este semestre se llegará a la cifra de 60.

Este factor va de la mano con el pobre trabajo que ha hecho elequipo en sus fuerzas básicas. En estos momentos, el único elemento surgido de la cantera que ha sido titular en los últimos años es Julio César Domínguez.

Como dato de lo anterior, el Cata debutó en el Clausura 2006, y desde ese entonces ha visto como 31 canteranos lograron debutar en el primer equipo, pero la gran mayoría fue ave de paso, mientras que otros nunca lograron consolidarse y tuvieron que abandonar el club.

BUENO PIDE REGULAR

Ayer, Sergio Bueno habló sobre la utilización en demasía de jugadores naturalizados, y aunque se mostró a favor de una regulación por parte de la Liga MX, también admitió que debe ajustarse a las circunstancias y no ceder ventajas a los demás clubes.

"Yo no cambio mi postura, es algo que la Liga debería revisar a conciencia, porque el día de mañana podría provocarle un daño muy duro a la selección nacional, pero si la puerta está abierta, debemos competir con las mismas armas que los demás equipos. La verdad uno quisiera encontrar un análisis más profundo y encontrar, al menos así lo considero yo, queno es tan sano. Son maneras de compensar a tu equipo, pero hay que pensar en las consecuencias que pueda traer".

Y agregó: "yo pediría que enfocáramos más las baterías en desarrollar mejor las fuerzas básicas, ahí está la clave de todo, para no recurrir a traer jugadores de fuera y al cabo de dos años estar buscando su naturalización".

De esta manera, Sergio Bueno, un entrenador que no está a favor del cupo no regulado de naturalizados, tendrá a su disposición la mayor cantidad que ha tenido Cruz Azul en su historia. La mexicanización de La Máquina está en el olvido.