Ganar de visita, una tarea pendiente de Cruz Azul

La Máquina no ha podido ganar de visita en esta temporada; en los últimos cuatro torneos apenas tiene seis triunfos en 29 juegos fuera del estadio Azul


Los jugadores de Cruz Azul tienen pendiente ganar en patio ajeno
Los jugadores de Cruz Azul tienen pendiente ganar en patio ajeno (Mexsport)

Ciudad de México

E n los últimos cuatro torneos, incluyendo el Clausura 2016 que va en curso, a Cruz Azul se le ha complicado jugar fuera de su casa. En 29 partidos, La Máquina solo ha podido ganar seis, ha empatado 14 y ha perdido en nueve para una cosecha de 32 puntos de 87 disputados, es decir, una productividad de 36 por ciento.

 En esta temporada, ésa ha sido la principal flaqueza del equipo de Tomás Boy, que en las cinco visitas que ha hecho durante el semestre lleva cuatro empates y un descalabro, lo que se traduce en cuatro puntos de 15 disputados, para una efectividad del 26 por ciento. Incluso, la imposibilidad de ganar fuera de casa ha provocado que el equipo cruzazulino no haya podido despuntar en la clasificación, donde suma 14 unidades de 30 disputadas. Pero los problemas para ganar fuera del Azul no son nuevos.

 Luego del Clausura 2014, donde Cruz Azul sumó 17 puntos de los 27 que estuvieron en disputa (62% de efectividad) como visitante, le sucedieron tres torneos malos. En el Apertura 2014, La Má- quina tuvo ocho juegos fuera del estadio Azul, no ganó ninguno, empató cinco y perdió tres.

 En el Clausura 2015 los números mejoraron, pero no del todo: de ocho encuentros ganó tres, empató tres y perdió dos; cifras muy similares al Apertura cuando tuvo tres triunfos, tres empates y dos derrotas. Pero ahora la necesidad de La Máquina es ganar esta noche al Atlas, en los últimos cuatro enfrentamientos que le quedan de visita

Una buena oportunidad

Que Atlas no vaya bien en el torneo, que apenas sume ocho puntos de 30 disputados y que sea el penúltimo de la clasificación, parece el escenario ideal para que Cruz Azul gane por primera vez de visita. Christian Giménez señaló que es una buena oportunidad para sumar de visitante, tras los difíciles partidos que han disputado fuera del estadio Azul.

“Atlas es un rival muy complicado, que siempre se hace difícil en su casa. La idea es ir a Guadalajara y hacer un buen partido, (Atlas) es un rival de mucho respeto” La recta final del torneo se acerca, a La Máquina le restan siete partidos y para el Chaco este día disputarán un partido fundamental de cara a la Liguilla, por eso sentenció: “lo más importante para el club es no perder puntos”.

 De la misma manera piensa el español Víctor Vázquez, quien cree que a estas alturas del torneo el equipo debe sumar de a tres obligadamente, aunque recalcó lo complicado que siempre implica jugar de visita.

“Tenemos que contar los partidos de tres en tres, está claro que siempre fuera es más difícil ganar, pero a eso vamos a sumar y estar allá arriba que es lo que nos importa” Vázquez, ex integrante del Brujas, sabe que no han tenido el mejor desempeño ni los resultados planeados de visita, por eso resulta trascendente un resultado positivo en el partido de mañana. Debemos sacar los tres puntos para permanecer allá arriba, yo creo que ganando mañana (hoy) vamos a agarrar otra vez esa confianza para, después, ganar los partidos que vienen” Para Vázquez jugar fuera de casa representa muchas complicaciones, “las visitas siempre son difíciles, no estás en tu estadio, no estás con tu gente, también las circunstancias a veces son diferentes”.

Además, confesó que los rivales que se encuentran abajo en la clasificación suelen ser más complicados: “Tenemos que ir con precaución y sobre todo con confianza en nosotros mismos para sacar este resultado adelante”. En este torneo, Cruz Azul le ha regresado la ilusión a sus aficionados.

 En estos momentos se encuentran en zona de Liguilla, también consiguió la clasificación a semifinales de la Copa MX, y la buena conjunción dentro de la cancha muestran un equipo comprometido y de carácter. Sin embargo, La Máquina tiene una tarea pendiente: empezar a sumar de a tres fuera de casa, el camino a la Liguilla exige ese requisito.