La hora de la redención

Cruz Azul comienza hoy su participación en el Mundial de Clubes con la mira puesta en el Real Madrid; sin embargo, para llegar a enfrentarlo deberá vencer al Western Sydney Wanderers

Jugadores del Cruz Azul, durante la práctica de ayer
Jugadores del Cruz Azul, durante la práctica de ayer (EFE)

Ciudad de México

Llegó la hora de la redención para Cruz Azul en este semestre: el Mundial de Clubes, la última tabla de salvación para evitar el naufragio. Esta tarde La Máquina afronta el último torneo que tenía en la agenda de esta temporada, y el objetivo es claro, llegar ante el Real Madrid y plantarle el mejor de los juegos para lustrar la pobre imagen que tenido el conjunto cruzazulino en estos meses.

Pero antes de soñar en enfrentar al poderoso Real Madrid el próximo martes, Cruz Azul primero debe librar el compromiso de este día ante el Western Sydney Wanderers, actual campeón de la confederación asiática.

En el papel, el rival australiano luce accesible para La Máquina. Con dos años de existencia, el Sydney Wanderers hizo historia al ganar la Liga de Campeones del continente asiático hace unos meses; sin embargo, el momento por el que atraviesa no es el mejor, ya que marcha en el último lugar de su Liga local, e incluso a su llegada a Marruecos para encarar el Mundial de Clubes amenazó con no jugar el torneo, sino se arreglaban sus primas económicas.

Parece un rival a modo, pero con este Cruz Azul ya nada es seguro, después de que el equipo de Luis Fernando Tena fracasó Luis Fernando Tena de manera rotunda en la Liga MX al no calificar a la Liguilla, así como en la presente edición en la Concachampions en la que tampoco avanzó a la segunda ronda de la competencia.

Para el torneo intercontinental, La Máquina no llegará en su mejor nivel ya que a duras penas encontró rivales para mantenerse en ritmo (el equipo de la Comisión del Jugador en México, así como El Palo, de la Segunda División B de España, en Marbella). Con apenas dos partidos de preparación, con adversarios de muy bajo nivel, las dudas se ciernen sobre el club mexicano, que en caso de avanzar, se topará ante tal vez el mejor equipo del mundo.

EL MADRID Y LA COPA

Y sí, la meta es el Real Madrid. Eso en Cruz Azul se sabe muy bien. Por esa razón, Mariano Pavone aseguró que no es una utopía creer en que La Máquina pueda llegar a ese juego e incluso arrebatarle el triunfo al gigante del futbol español y mundial.

"Obvio que uno ve al Real Madrid y hasta jugando mal ellos ganan, es difícil, pero en un torneo a matar o morir, ellos podrían tener una mala tarde y es donde nosotros debemos de aprovechar, sabemos que esa tarde para nosotros debe ser la mejor y que ellos no la tengan de la misma forma. Yo no lo veo imposible, se han dado resultados en la Liga de equipos que viéndolos, uno puede sentir que no son más que Cruz Azul".

Incluso, el Tanque tiene la idea muy clara de que la única manera para salvar este frustrante semestre para La Máquina es obtener el título del Mundial de Clubes, que para el argentino sería más valioso que ganar la Liga.

"Fue un semestre malo en las competiciones en las que nos tocó jugar, de no avanzar, pero eso se analizará a la vuelta, pero se podrá olvidar eso si se trae el título, quitando a los europeos y su Champions League, para el resto del mundo el Mundial de Clubes creo que vale más que un título de Liga y que uno continental".

Eso sí, Mariano también enfatizó que este tipo de competencias se deben de disfrutar al máximo: "Son torneos en los que uno debe de dar lo máximo y vivirlo como algo único, la verdad es que es algo bonito. Sí, hay mucha ilusión de hacer un gran Mundial de Clubes y obvio que el sueño es poder traer la Copa a México, sabemos de las dificultades, pero en el futbol son 90 minutos y en un torneo de estas características se puede trabajar de otra manera"

LA ÚLTIMA DE VARIOS

Este Mundial de Clubes marcará el adiós para varios elementos que tendrán sus últimos juegos con La Máquina. El caso más claro es el de Marco Fabián de la Mora, cuyo préstamo con Cruz Azul termina después de concluido el torneo intercontinental. El volante no quiere hablar de su futuro, pero sí de la posibilidad de enfrentar al Real Madrid.

"Para nosotros es un torneo muy importante, sin duda es de los mejores internacionalmente hablando, y nos vamos a enfrentar a equipos complicados y está la posibilidad de jugar contra el Real Madrid, uno siempre sueña por compartir la cancha contra ellos, pero ya en el campo somos 11 contra 11 y cualquier cosa puede suceder, debemos creer en nosotros y tener la mentalidad de hacer historia y no solamente ir a pasear".

De igual manera, elementos como el propio Pavone, Pablo Barrera o Gerardo Flores podrían vivir sus últimos momentos con la playera cruzazulina.

Así, en estas circunstancias, Cruz Azul busca la redención de mal semestre en tierras marroquíes, muy alejado de México. El Mundial de Clubes pondrá punto final a un año que pintaba para otras cosas.