Un Cruz Azul más agresivo

Ante Pumas, La Máquina ya mostró algunas características que le gustan a Sergio Bueno; por ejemplo, su equipo fue dinámico y ofensivo, presionando en varios sectores del campo


Segio Bueno durante su primer partido con Cruz Azul
Segio Bueno durante su primer partido con Cruz Azul (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El martes pasado, Sergio Bueno dirigió su primer partido al frente de Cruz Azul. Fue en el amistoso en el que La Máquina empató 1-1 con Pumas en el Coliseum de Los Ángeles, que después ganó en penales por 5-4.

Ahí, Sergio Bueno mostró lo que puede considerarse como el primer esbozo de Cruz Azul para el Apertura 2015. Sin embargo, aún sin la presencia de sus refuerzos que vienen del extranjero ni de los seleccionados nacionales, La Máquina será otra el próximo 25 de julio ante Morelia, cuando inicie el torneo mexicano.

La primera alineación que usó Bueno fue la siguiente: Guillermo Allison, Rogelio Chávez, Emanuel Loeschbor, Juan Carlos García, Omar Mendoza, Gerardo Torrado, Marc Crosas, Joao Rojas, Christian Giménez, Lucas Silva y Jerónimo Amione.


LOS MOVIMIENTOS

De entrada, Sergio Bueno utilizó un 4-4-2 como parado táctico. Allison en la portería; Rogelio Chávez como lateral derecho, en la zaga Juan Carlos García y Loeschbor, y Mendoza como la lateral izquierdo; en la media de contención utilizó a Marc Crosas por derecha y Torrado por izquierda; el volante por izquierda fue Joao y Chaco por derecha; como media punta estuvo Lucas Sivas y adelante Aminone.

En los primeros 30 minutos se vio mucho de lo que pretende Bueno de Cruz Azul para esta temporada, un equipo dinámico e intenso, que buscaba constantemente el arco rival.

En ese lapso, La Máquina apretó en todos los sectores de la cancha, con un gran despliegue físico por parte de Crosas y Torrado; también se vio a Lucas Silva bajando mucho para ayudar en el mediocampo. Rogelio Chávez y Omar Mendoza realizando varios recorridos por sus bandas y socorriendo a los centrales en las coberturas defensivas. Fiel al estilo Lavolpista, en la mayoría de las ocasiones Cruz Azul intentó salir jugando con el balón, sin reventarlo, Loeschbor se convirtió en el elemento a quien Allison le daba la pelota para iniciar la ofensiva celeste.

Mención aparte merecen los movimientos de Giménez y Lucas Silva. El Chaco inició como volante por derecha, pero con la libertad para moverse atrás de los delanteros, a veces cambiando su posición con Silva, y ubicándose como media punta. Lucas fue el más peligroso, jugando como poste en algunas jugadas y habilitando bien a sus compañeros, tuvo remates de portería y fue autor del gol celeste.

Al minuto 20, Gerardo Torrado interceptó un pase de Pumas y éste le cayó a Lucas Silva, quien se encontraba pegado a la banda derecha, el atacante se la pasó de primera a Amione, quien intentó devolverle la pared, pero tuvo la fortuna que el rechace le cayó de nueva cuenta, así que avanzó varios metros y le cedió a Silva justo a la entrada del área, éste sacó un derechazo cruzadopara marcar el único tanto de La Máquina.

Esos fueron los mejores minutos de La Máquina, que después volvió a generar una jugada similar, ahora con Rogelio Chávez combinándose con Silva, ­finalizando con un disparo que se estrelló en el travesaño. Silva después tuvo un remate con la cabeza que se fue apenas por un lado.

El gol de Pumas vino en un jugada a balón parado, donde la defensa no supo salir a tiempo para el fuera de lugar y dejó solo a Darío Verón para que venciera a Allison.

En el complemento, Cruz Azul bajó mucho su nivel, aunado a los cambios de Bueno, entre los que destacó la entrada de otro refuerzo, Richard Ruiz, quien tuvo una participación discreta.


CAMBIARÁ MUCHO

Está claro que esta primera alineación no se parecerá en nada a la que usará Bueno para el arranque de la temporada. De entrada, todo el aparato defensivo cambiará por completo.

Jesús Corona será el portero titular, mientras que la zaga la conformarán los seleccionados Francisco Javier Rodríguez y Julio César Domínguez. Por la lateral derecha es seguro que aparezca Gerardo Flores y por izquierda el refuerzo brasileño Fabio Santos.

En la contención es seguro que sí repitan Crosas y Torrado, aunque los volantes pueden cambiar, ya que Joao Rojas o Christian Giménez podrían cederle su lugar al refuerzo Ariel Rojas.

Adelante, Lucas Silva apunta para comenzar como media punta, ya sea acompañando al brasileño Guilherme Gusmao, o a Roque Santa Cruz si logra recuperarse del desgarre en el muslo derecho que sufrió en Copa América.

Aun así, La Máquina contará con un banquillo de primer nivel, pues jugadores probados como Rogelio Chávez, Fausto Pinto, Richard Ruiz, Rafael Baca e incluso algún otro refuerzo que se pueda sumar en estos días, serían las opciones de Bueno para revolucionar a su equipo.