“Nos equivocamos los dos”

El líder de La Sangre Azul reconoció que se equivocaron al haber irrumpido en La Noria el jueves pasado, pero alegó que también los jugadores deben asumir su responsabilidad 

Grupo de animación "Sangre Azul"
Grupo de animación "Sangre Azul" (Tomada de Facebook)

CIUDAD DE MÉXICO

En estas últimas semanas la relación entre el plantel de Cruz Azul y la barra Sangre Azul se ha deteriorado, al grado que el jueves pasado cuando un grupo de 20 aficionados ingresó a La Noria para increpar a los jugadores, haciéndose de palabras con algunos elementos.

Hoy por la mañana esta porra cruzazulina subió un comunicado en las redes sociales en las que acusaba que en dicho encuentro algunos elementos como Fausto Pinto y Guillermo Allison habían empujado a algunos aficionados y que el Maza Rodríguez había escupido a otros.

Al mediodía, tanto Pinto como Allison hablaron sobre el tema y pidieron que hubiera medidas en contra de las porras; Fausto se deslindó de las acusaciones, mientras que Allison argumentó que reaccionó a lo que consideró una provocación.

Por tal motivo, el líder de la Sangre Azul, Rafael Rubio, reconoció que este grupo de animación se equivocó en la manera de protestar al irrumpir en La Noria, pero enfatizó que los jugadores no debieron reaccionar de la manera como lo hicieron.

"A lo mejor no hicimos las cosas como Cruz Azul hubiera querido que las hiciéramos. De alguna manera sí hicimos algo mal, pero también la reacción de la gente de Cruz Azul no fue la indicada. Ambas partes reaccionamos mal o hicimos las cosas mal.

"Fuimos a apretar y a exigir mejores resultados. Entramos a La Noria, pero no violentamos a nadie, no agredimos a nadie, las puertas estaban prácticamente abiertas, nadie nos dijo que no podíamos entrar o que nos fuéramos, por lo entramos y nos expresamos; algunos jugadores no les gustó y reaccionamos de alguna manera, nosotros reaccionamos tranquilos y solamente fueron algunos empujones y dimes y diretes de ambas partes".

Eso sí, la Pulga (tal como se le conoce al líder de la Barra Azul) cree que es probable que se puedan limas asperezas con los jugadores.

"La relación no era mala con la mayoría de jugadores, yo creo que sí (podemos hacer las pases), igual como digo se caldearon los ánimos, a lo mejor ellos se sorprendieron porque en Cruz Azul no es común que la barra vaya y apriete, que exija resultados, por ahí ellos se sorprendieron y reaccionaron de esa manera, pero como dice Chaco, todos estamos en el mismo barco y al final de cuentas la barra y la afición siempre estará aquí con Cruz Azul, por más de 14 años que lleva la barra nunca hemos abandonado al equipo".

SIN SANCIÓN

Hasta el momento, La Sangre Azul no ha recibido ninguna sanción por parte de la directiva por los incidentes del jueves, y tampoco por los del sábado cuando integrantes de este grupo se liaron a golpes en la tribuna. La Pulga señaló que no se les ha comunicado nada, pero tampoco lo descartaría, pues esta barra ya fue sancionada por una situación similar que se suscitó en el juego contra Chivas.

"Sobre este tema no hemos tenido ningún contacto, ya tenemos un castigo que venimos arrastrando desde el partido contra Chivas, pero al momento no nos han dicho nada, no sé si mañana o en estos días haya algún llamado para decirnos algo.

Sobre el asunto de La Noria, yo hablé con un canal directo de la directiva y no me comentaron nada, igual me lo hubieran hecho saber al otro día o el sábado en el partido, pero la verdad desconozco si vaya a haber algún tipo de sanción".