Por un golpe de autoridad

Cruz Azul recibe hoy a Monterrey con la encomienda de frenar al líder y buscar puestos más altos; para el Chaco no habrá excesos de confianza

Christian Giménez, jugador que todavía pesa en La Máquina
Christian Giménez, jugador que todavía pesa en La Máquina (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Cruz Azul deambula en esa delgada línea entre la ilusión y la realidad. Por un lado, su funcionamiento ha dejado satisfecho a casi toda su afición que nota algo diferente en el equipo de Tomás Boy: el carácter; sin embargo, La Máquina no ha podido explotar en este torneo y acumula más empates que victorias (cuatro igualadas y solo dos triunfos) que lo mantienen en el séptimo puesto con diez unidades.

Si se pensaba que el duelo ante América serviría para ver el alcance de este equipo, ahora ante Monterrey, es cuando se debe reafirmar esta idea. Rayados llega al estadio Azul con el liderato bajo el brazo, con la mejor ofensiva con 16 goles anotados y con la mejor defensiva con solo seis tantos recibidos.

Será una prueba de total exigencia para el conjunto de Tomás Boy que debe empezar a mostrar sus credenciales si quiere que se le tome como un serio contendiente en este Clausura 2016.

Sobre Rayados, Christian Giménez comentó que deben ser cuidadosos, sobre todo con el ataque de los regiomontanos, pero que es el rival adecuado para dar un golpe de autoridad en la Liga.

“Cruz Azul debe pensar en no volverse loco, en saber que cada partido tiene su importancia y que queda mucho torneo, ahora viene Monterrey que es primero y es importante dar un golpe de autoridad el fi n de semana y sacar los tres puntos, pensando que será un rival muy complicado y que es uno de los equipos que mejor está jugando en el torneo”, dijo Giménez a La Afición.

Eso sí, Christian resaltó la seguidilla de partidos que ha tenido La Máquina, ya que después de América viene esta visita del Monterrey y posteriormente el juego ante Pumas, pero el Chaco va partido a partido y sabe de la peligrosidad que representa el líder del torneo.

“Nosotros estamos en una etapa donde estamos en el séptimo lugar y ahora es importante sumar; vienen equipos que están haciendo las cosas bien, que son muy importantes. Sabemos la importancia de jugar contra Monterrey, que es un conjunto muy explosivo, que tiene arriba jugadores desequilibrantes y vamos a tener que tomar precauciones, pero estamos en casa y nos tenemos que hacer fuertes

. Con el paso del tiempo, Chaco ha pasado de ser titular indiscutible a un relevo de lujo de La Máquina; incluso, en esta semana fue fundamental, pues hace una semana marcó el segundo gol cruzazulino que a la postre terminó igualando 3-3 con América; y a mitad de semana anotó de mediocampo en la goleada por 5-2 sobre el Tapachula en la Copa Mx.

“SIEMPRE HEMOS SIDO TEMPERAMENTALES”
En las últimas semanas, si algo se ha comentado del Cruz Azul de Tomás Boy es del temperamento que muestra sobre el terreno de juego; sin embargo, Christian, con los seis años que ya lleva en la institución, asegura que La Máquina nunca careció de carácter, aunque ahora sí es más notorio: “Siempre fuimos un equipo temperamental, lo que pasa es que ahora se dieron diferentes circunstancias donde pasan a decir que esto sucede.

Además, el volante agregó que: “tenemos la garra y todo eso, y lo que sí es que ahora justo se da que en los últimos minutos hemos ganado partidos o los hemos empatado, no hemos dejado de correr y meter goles.