Cruz Azul le gana 2-1 al Atlas en el Jalisco

13 y contando. Atlas sigue sin ganar en el torneo. Anoche fueron víctimas de un Cruz Azul que se repuso de ir abajo en el marcador y que terminó llevándose el botín a casa al vencer 1-2 a los Zorros

Pavone festeja el gol
Pavone festeja el gol (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Los rojinegros ya son sotaneros generales junto con Chivas al sumar ocho puntos de 39 posibles; la victoria de Atlante sobre Monterrey acerca a los atlistas a siete puntos del fondo de la tabla de cocientes. La Máquina se acerca a la Liguilla al llegar a 23 unidades.

Con Rodrigo Millar en la banca, los Zorros apostaron su gestación de futbol con dos laterales volantes como Daniel Cisneros y Amaury Ponce en línea de cinco zagueros; Lucas Ayala como único contención y Alfonso González y Flavio Santos como los volantes que surtirían a Vuoso y Bravo.

El aparato ofensivo de los rojinegros mostró por primera vez en el torneo dinámica, variantes y buen futbol. El planteamiento de la Máquina poblada con hombres de características defensivas, ante la ausencia del Chaco, facilitaba a los locales.

Ambos cuadros probaron con disparos de media distancia, pero fueron los Zorros los que movieron las redes al 11 de tiempo corrido. Amaury Ponce tomó la pelota en medio campo tras largo rechace azul, enfiló a toda velocidad hacia la portería de la Máquina y, en los linderos, Alfonso González sacó un zurdazo machucado que picó en el césped, el balón cambió su rumbo y Jesús Corona se quedó sin reacción.

Los Zorros tenían el partido dominado. Los dirigidos por Omar Asad se veían peligrosos en sus desdobles. La Máquina fue nivelando las acciones, aunque sin tener profundidad. Las aproximaciones azules se resumían a disparos desde las afueras del área.

Un chispazo de calidad igualó los cartones. Mauro Formica taladró por el carril derecho, dentro del área se quitó a Cufré y sirvió al centro a la aparición de Mariano Pavone, quien con toda tranquilidad, dio la media vuelta y de pierna zuda mandó la pelota al fondo.

Emana Achille le cambió la cara a Cruz Azul en el complemento. El camerunés le dio presencia, tenencia de pelota y velocidad al medio campo capitalino. Apenas en su primera acción, el 20 cementero dio la asistencia para que Joao Rojas colocara el 1-2.

Achille tomó la esférica y comandó una contra a toda velocidad, en tres cuartos de campo filtró al ecuatoriano quien ganó en piernas a León y liquidó a Miguel Pinto con un zurdazo pegado al poste derecho del chileno.

Omar Asad intentó conseguir la igualada fortaleciendo su ofensiva con Millar, Barraza y Carlos Nava. Pero no fue así. Atlas se desdibujó y no fue más el conjunto de la primera mitad. En cambio, la Máquina se veía cómoda y controlaba las acciones.

Achille, pero sobre todo Rojas continuaron siendo un dolor de cabeza para la zaga rojinegra en los contragolpes a toda velocidad. Cuando parecía que la historia se repetiría y Atlas empataría en la agonía del encuentro, Daniel Cisneros desperdició una pelota a su merced y botando frente a Jesús Corona.