En Cruz Azul mantienen la calma

A pesar de que el inicio de torneo no ha sido el óptimo en Cruz Azul, los jugadores confían en que los resultados positivos caerán pronto

Julio César Domínguez, defensa de Cruz Azul
Julio César Domínguez, defensa de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

En el campamento de Cruz Azul se mantiene la calma, pese a que el equipo no ha ganado en sus dos primeros partidos, la desesperación no aparece en los jugadores celestes. Se mantiene la confianza y se cree que aún se puede levantar el desempeño del equipo y empezar a cosechar resultados que hagan que el cuadro celeste empiece a pelear los primeros lugares.

Julio César Domínguez, defensa de la 'Máquina', señaló que entre el análisis que han hecho de los dos partidos que han jugado, han percibido que "Nos faltan llegadas y manejar un poco más la pelota, estamos tranquilos pero sabemos que tenemos que mejorar en estas cuestiones. No hemos estado bien no hemos llegado al nivel del torneo pasado, y en el partido contra Santos el segundo tiempo fue de ellos".

El zaguero apuntó que el equipo ha tenido buenos lapsos de juego y que el objetivo en el duelo contra Veracruz es, primero que nada, lograr el triunfo y después encontrar un volumen de juego más constante. Aceptó que es necesaria la victoria para que la situación en la tabla general empiece a mejorar y no se queden rezagados.

En tanto, Alejandro Castro se manifestó en el mismo tono y reconoció que en el segundo tiempo del partido que disputaron el viernes en Torreón, la 'Máquina' careció de manejo de partido y permitió que el equipo lagunero fuera creciendo, aunque dijo que ante esta situación "Estamos ocupados, preocupación no hay, queremos jugar siempre bien y también ganar, no es el inicio que hubiéramos querido, pero buscaremos mejorar".

Medios y aficionados, sorprendidos por supuesto sismo

Por otro lado, este medio día se activo el protocolo de seguridad en las instalaciones de La Noria y los medios de comunicación y algunos aficionados fueron trasladados a una zona de seguridad debido a la activación de una alerta sísmica, los jugadores permanecieron dentro de las instalaciones sin riesgo alguno.