Nunca más un 2015 para Cruz Azul

La Máquina firmó su peor etapa al quedar marginado de su tercera Liguilla consecutiva; para 2016 la meta es regresar al protagonismo 

Cruz Azul tuvo un 2015 muy malo
Cruz Azul tuvo un 2015 muy malo (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

El 2015 marcó uno de los peores años para Cruz Azul. En este curso La Máquina no pudo calificar a ninguna de las dos Liguillas que estuvieron en disputa tanto en el Clausura como en el Apertura, alargando a tres la racha negativa que viene desde el Apertura 2014.

Si ya el cierre del año pasado había sido decepcionante para La Máquina, que no calificó en el último semestre y se quedó con un sabor amargo en el Mundial de Clubes al ser ampliamente superado por el Real Madrid –sin dar signos de resistencia–, en este 2015 las cosas fueron peor.

De entrada, el ciclo de Luis Fernando Tena terminó por los malos resultados del Clausura donde llegó con posibilidades de calificar en la última jornada, pero perdió vergonzosamente como local ante los Leones Negros de la UdeG, que esa misma noche descendió al Ascenso MX.

En ese torneo también quedaron de manifiesto la mala elección de refuerzos, pues ni Alemao, Carlos Lizarazo y Roque Santa Cruz fueron la solución a la falta de gol de La Máquina.

El brasileño tal vez sí rindió al nivel que se esperaba de un elemento de nulo cartel y una gran intermitencia deportiva como 10 equipos en su haber, al anotar tres tantos; en cambio, Lizarazo llegó lesionado y nunca pudo debutar con La Máquina. Sin embargo, el mayor fiasco fue Roque, quien aunque hizo cuatro goles, pasó más tiempo lesionado que en el terreno de juego. De contratación bomba pasó a gran decepción.

Para el Apertura 2015 se intentó una renovación completa, pero la directiva fracaso en el intento de fichar sus primeras opciones. Para iniciar, Sergio Bueno fue elegido como nuevo entrenador después de que el colombiano Juan Carlos Osorio –hoy técnico de la selección– les dijera que no, y que no pudieran arreglarse con el argentino Claudio Borghi.

En cuestión de fichajes estuvo igual. Pues a pesar de las 10 incorporaciones que tuvo, la directiva sufrió el traspié en varias negociaciones que se hicieron públicas.

Al final, Sergio Bueno salió en la Jornada 9 por mal desempeño y llegó Tomás Boy, quien quedó eliminado en los cuartos de final de la Copa MX y no logró calificar al equipo.

El equipo no pudo calificar y desde dos jornadas antes se concretó su rotundo fracaso.

Los números son fríos. En un año La Máquina usó tres entrenadores, fichó 13 elementos, de los cuales siete (más de la mitad) ya no siguen en el club; anotó 33 goles en 34 partidos disputados y no logró calificar. Por esa razón, para este 2016 el propósito de La Máquina es que nunca se vuelva a repetir un 2015 en su historia.