El tridente de La Máquina

Cruz Azul tardó un tercio de torneo para tener a su delantera ideal en la cancha; ahora, a Boy se le abre el abanico de posibilidades y podría cambiar su sistema 

Víctor Vázquez , Jorge Benítez  y Joffre Guerrón
Víctor Vázquez , Jorge Benítez y Joffre Guerrón (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Tuvieron que pasar seis jornadas, el primer tercio de torneo, para que Cruz Azul por fin tuviera de inicio al que puede considerarse su ataque ideal: Joffre Guerrón, Víctor Vázquez y Jorge Benítez.

Y de cara al duelo contra América, este tridente será la principal arma de La Máquina. La razón por la que Cruz Azul no pudo tener de arranque a su tridente estelar fue por los diferentes tiempos en los que se incorporaron cada uno.

Jorge Benítez fue el único que está desde el torneo pasado, así que realizó la pretemporada sin inconvenientes. Ahora, el Conejo se ha convertido en el goleador del equipo con tres tantos en la Liga y uno más en Copa MX, haciendo gala, sobre todo, de su potencia para arrancar con el balón desde fuera del área.

En el caso de Guerrón, éste fue i chado días después de salir campeón con Tigres, pero se le dieron días vacaciones y también se reportó con retraso al equipo, a dos semanas de que comenzara la temporada.

Por tal razón, Boy decidió llevarlo poco a poco para que se fuera adaptando al equipo y a la altura de la Ciudad de México. En sus primeros partidos jugó muy pocos minutos, pero en la Copa Mx empezó a tener mayor actividad, incluso anotó sus primeros dos tantos como celeste.

En la Liga ya empieza a mostrar su desequilibrio y se pudo estrenar el pasado i n de semana anotándole a Querétaro. Y sobre Víctor Vázquez, el español fue el último en llegar al equipo, prácticamente a dos días de que iniciara el torneo.

Se perdió las dos primeras jornadas entre trámites y adaptación, y en los siguientes tres encuentros ya tuvo algunos minutos, para la fecha seis arrancó de titular, desplegando por momentos su buen control de pelota y sus pases precisos.

Ahora, con sus tres atacantes en total disposición, el Jefe deberá decidir si modii ca el parado del equipo o seguirá usando el mismo que ha empleado desde el comienzo del Clausura: su 4-3-3. Incluso, el mismo Tomás ha revelado en diferentes ocasiones cómo planea utilizar a estos elementos.

LAS POSIBILIDADES

Acerca de Benítez, Tomás Boy reconoció la buena impresión que le ha dejado el nivel del Conejo, incluso lo ve como material para la selección de Paraguay, razón por la que nadie discute la titularidad del delantero.

La duda se cierne en Guerrón y Vázquez, quienes el sábado alinearon como extremos, ninguno en la posición donde supuestamente jugarán. Sobre Joffre, el Jefe ha señalado —en al menos dos ocasiones— que tiene planeado utilizarlo como delantero y no como un extremo.

De esta manera, en algún momento podría acompañar a Benítez o jugar atrás de él como media punta. Siendo así, se rompería el 4-3-3 que ha empleado Boy hasta el momento.

También con Vázquez hay otros planes que el mismo Tomás reveló antes de iniciar el torneo, cuando lamentó que no se hubiera dado su i chaje con mayor celeridad porque, incluso, ya tenía pensado un esquema con el español diferente al que ha mostrado el equipo. 

Siendo así, es posible que pronto el Jefe le respete la posición de enganche a Vázquez, donde brilló en su paso por el Brujas de Bélgica.

El propio español reconoció el sábado pasado que no está jugando en su posición natural (está como extremo), pero que él se sabe acoplar donde lo coloque el entrenador.

En un futuro, Tomás podría jugar con un 4-3-1-2, con Vázquez como enganche, atrás de Guerrón y Benítez; o con un 4-4-2, utilizando a Víctor en el centro del campo con Rafael Baca, pero con total libertad al ataque.

También Tomás deberá analizar cómo darle cabida a otros elementos, tal es el caso de Joao Rojas, quien es de los elementos más desequilibrantes; él podría ser retrasado al medio campo en lugar de Ariel Rojas o Aldo Leao, aunque tal como se vio el sábado, Ariel podría terminar jugando como lateral por izquierda.