La sombra de uno, la luz del otro

La lesión de Roque le abrió la puerta a Alemao para ser clave; el brasileño ha tenido que ver en cuatro de los cinco goles que ha marcado Cruz Azul

Roque Santa Cruz y José Carlos Toffolo
Roque Santa Cruz y José Carlos Toffolo (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Y cuando todo mundo esperaba a Roque Santa Cruz... apareció Alemao. Sí, aquel brasileño trotamundos —en cuya carrera figuran 10 equipos en cinco años— ha acaparado el protagonismo de la delantera del Cruz Azul.

Titular en cinco de las seis jornadas disputadas, autor de dos goles y factor para los otros dos (en resumen: Alemao ha estado presente en cuatro de los cinco goles que ha marcado La Máquina), así se ha dado a conocer en el futbol mexicano este delantero.

Porque más allá de las cualidades futbolísticas, Alemao se ha distinguido por ser todo un personaje en La Máquina. Franco y sincero (tal vez al límite de la inocencia), el futbolista de 25 años no tuvo empacho en decir públicamente que va por nueve o 10 goles en su primer torneo, algo que pocos refuerzos llegan a expresar; tampoco en admitir que no le gustaba que le dijeran Toffolo, pese a que su playera oficial de Cruz Azul ya tenía estampado ese apellido (ahora dice Junior).

Sí, Alemao es uno de esos jugadores que buscan el protagonismo negado en sus siete años de carrera, al grado de enojarse públicamente —y en transmisión nacional— porque Chaco cobraría el segundo penal ante Querétaro para marcar su gol 100 y no él, a quien le habían cometido la falta y ya había anotado uno.

Pero en esa misma acción supo rectificar,porque fue el primero en correr a felicitar a Christian Giménez.

José Carlos Toffolo no tiene ataduras para su emoción. Por ejemplo, en cada entrevista señala lo agradecido que está con Cruz Azul. Tampoco ocultó su felicidad por conseguir la playera de Ronaldinho el viernes pasado, "la voy a enmarcar en mi casa porque es mi ídolo", dijo sin tapujos.

Esos son los detalles del centro delantero estelar de Cruz Azul, alguien fuera del guión, pero que está aprovechando su momento.

UN JUEGO MÁS

¿Qué hubiera pasado si Roque Santa Cruz no se hubiera lesionado al minuto 12 del Cruz Azul-Santos de la Jornada 2, hace justo un mes? Tal vez Alemao no tendría los minutos y la trascendencia que ha tenido hasta ahora.

Sí,porque no es un secreto que el titular indiscutible de esta Máquinaes Roque, por su estatus de estrella internacional y por la inversión que hizo la directiva para traerlo, pero esa lesión en el muslo derecho (ruptura fibrilar en el recto anterior del cuádriceps de la pierna derecha) le abrió la posibilidad al brasileño de tener más minutos.

Aunque suene duro, la penuria de uno ha sido la suerte del otro. Roque empezó con el pie derecho su presentación en México, dando una asistencia para el triunfo de Cruz Azul sobre Pachuca, pero el infortunio llegó a penas a los 12 minutos del juego contra Santos, en la presentación en casa.

De ese 17 de enero ya transcurrió más de un mes y Santa Cruz ya se perdió cuatro juegos: Veracruz, Puebla, Monterrey y Querétaro, y justo cuando todos esperaban su reaparición para el duelo ante Chivas de este sábado, es casi un hecho que el paraguayo deba esperar una semana más para volver a la actividad, pues hasta el momento no ha podido entrenar al parejo de sus compañeros.

CLAVE EN CUATRO GOLES

Pero tal vez no haya tanta alarma en el cuerpo técnico de Luis Fernando Tena por la ausencia de Roque el próximo sábado, pues Alemao ha cumplido en sustituir adecuadamente a Santa Cruz.

El paso futbolístico del brasileño ha sido el siguiente: En la Jornada 1 no pudo jugar debido a que no llegó su pase internacional. Enla Jornada 2 entró de cambio, precisamente por Roque Santa Cruz, y metió el gol del triunfo ante Santos impactando de derecha un rechace de Marchesín.

En los juegos contra Veracruz y Puebla fue titular, pero no aportó nada al frente y en ambos casos fue sustituido en el segundo tiempo.

Contra Monterrey (Jornada 5) se vio un Alemao más suelto y atrevido, destacándose una jugada de tacón que hizo para habilitar a Báez, así como la asistencia con la cabeza que le puso a Christian Giménez para el gol del triunfo.

La semana pasada ante Gallos Blancos fue su mejor partido. Otra vez volvió a usar el recurso del tacón para habilitar a Joao Rojas, pero lo más productivo fueron los dos penales que provocó, el primero con un disparo que Yasser Corona tapó con su mano izquierda y el segundo cuando fue derribado por Orbelín Pineda; eso sí, él se encargó de ejecutar el primero.

Con dos goles y su participación en cuatro de los cinco que en total ha hecho La Máquina, Alemao tal vez está sembrando la duda del rol que desempeñará una vez que Roque ya esté listo.