Cruz Azul protesta sanción de Corona

La directiva celeste pagó dos mil dólares suizos a la Concacaf a la espera de que las pruebas se canalicen y el arquero cruzazulino pueda jugar la final de vuelta de la Concachampions

Agustín Manzo, Director Deportivo de Cruz Azul
Agustín Manzo, Director Deportivo de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

La directiva de Cruz Azul ya envió a la Federación Mexicana de Futbol los documentos y las pruebas con los que manifiesta las protestas por el castigo de tres partidos que la CONCACAF le impuso al portero Jesús Corona, y que le imposibilita a jugar el partido de vuelta de la final de la Concachampions.

Hay una fuerte molestia en el seno celeste, pues en principio el portero había recibido la sanción de un partido por la riña que se presentó al final del juego de vuelta de las semifinales contra Tijuana. Sin embargo horas antes del partido de ida de la final contra Toluca, la CONCACAF informó que la sanción no era de uno sino de tres partidos, por lo que Cruz Azul decidió protestar esta situación, y pagará por ello tres mil francos suizos, todo con el objetivo de que el organismo centroamericano rectifique su postura y Corona pueda estar en el juego de vuelta.

Agustín Manzo, Director Deportivo del conjunto celeste, explicó que "se levantó una protesta y se mandó a la Federación para que de ahí la manden a Concacaf por que ese es el camino, lo que enviamos son las pruebas donde se ve que Jesús (Corona) no pelea en ningún momento y no cae en provocaciones, sino que se da la vuelta y se va al vestidor. Estamos extrañados y consternados porque primero nos dicen que es un partido y días después nos mandan otro aviso de que no es así y que son tres".

El directivo comentó que incluso no han podido ver la cédula del partido contra Tijuana para conocer a detalle qué es lo que reportó el árbitro Paul Delgadillo, pues hasta ahora solo saben que el portero fue señalado por lenguaje soez, a lo que Agustín Manzo consideró que no es algo tan grave como lo que el escupitajo que recibió Corona de Pellerano.

Si la protesta de  Cruz Azul rinde frutos, Corona puede estar en el juego de vuelta del próximo miércoles en el Nemesio Diez.