Niños con osteogénesis imperfecta conviven con Cruz Azul

Dos niños de dos y seis años con debilidad en los huesos tuvieron un rato agradable con jugadores de ‘La Máquina’

Los pequeños Christopher y Edmar convivieron con sus ídolos
Los pequeños Christopher y Edmar convivieron con sus ídolos (Cruz Azul )

Ciudad de México

En el campamento de la Noria hay tiempo para los entrenamientos, las charlas técnicas y para pasar un rato agradable previo a un duelo de alto calibre como el que Cruz Azul sostendrá el próximo sábado ante Chivas.

En esta ocasión fue la visita de los pequeños Christopher y Edmar, de dos y seis años, respectivamente, quienes sufren de osteogénesis imperfecta y que pudieron convivir con jugadores del primer equipo cementero.

Estos niños ayudados por la Institución ‘Angelitos de Cristal’, y cuyos huesos son débiles y fáciles de fracturar, fueron calificados por el jugador Rafael Baca como unos “guerreros”.

Pudieron platicar, tomarse fotos y observar en primera fila el entrenamiento del equipo de cara a su compromiso ante el ‘Rebaño’.