En busca de la consistencia

De la mano del DT Tomás Boy, Cruz Azul tampoco ha podido mantener la regularidad; Chaco Giménez advierte que es momento de hilvanar victorias


Christian 'Chaco' Giménez, jugador de Cruz Azul
Christian 'Chaco' Giménez, jugador de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Hace mucho que Cruz Azul no conoce lo que significa la palabra consistencia y todo eso se ha reflejado en los tres torneos consecutivos en los que ha quedado al margen de la Liguilla. Es más, la última vez que La Máquina consiguió dos victorias consecutivas fue en agosto del año pasado, ahora si el equipo quiere retomar el paso en este Clausura, necesita de manera imperante hilvanar triunfos para recuperar terreno.

En estos momentos, el conjunto cruzazulino suma seis unidades en cinco partidos, la misma cifra que la temporada pasada; sin embargo, la gran diferencia ha sido el rostro que ha mostrado el equipo de Tomás Boy, que en varios lapsos de esos juegos ha desplegado un buen funcionamiento.

 Pero en el grupo se sabe que sumar de a un punto por jornada no sirve de mucho, ya que La Máquina se empieza a rezagar en la tabla general, razón por la cual Christian Giménez ve necesario que el equipo genere una racha de victorias.

 “Queremos tener una inercia de dos o tres partidos para ganar, eso nos dará mucha confianza, sabemos que viene una seguidilla de partidos importantes y los debemos afrontar como si fuera el último; el equipo está jugando bien, pero nos falta controlar los partidos y deinirlos”.

 Este sábado, La Máquina enfrenta a Querétaro en la Jornada 6, una semana después le tocará visitar al América, en la Jornada 8 le tocará recibir a Monterrey y posteriormente visitará a Pumas.

Esta parte del campeonato pinta como una de las más complicadas, pero Giménez también cree que es el momento oportuno para que Cruz Azul pase de solo jugar bien, a ser un equipo ganador.

“Sí necesitamos ganar dos o tres partidos, eso nos ayudará en la confianza. El merecer lo debes demostrar en el marcador, muchas veces el equipo se va tranquilo porque jugó mejor que el rival, aunque no se ganó, pero confiamos que con ese nivel llegarán las victorias”.

Al Chaco lo deja tranquilo que en casi todos estos partidos el equipo se vio bien y logró superar por varios lapsos a sus rivales, pero lo malo es que no logró rescatar los tres puntos en la mayoría.

“Podríamos tener más puntos de los que tenemos, salvo el último partido donde no tuvimos un buen accionar, en los demás partidos fuimos superiores a los rivales; en cuanto a funcionamiento el equipo ha estado bien, pero somos conscientes que nos está faltando liquidar los partidos”, dijo.

Equipo con coraje

Christian Giménez reconoció que, a diferencia de otros torneos, Cruz Azul se dio cuenta de que cuando los partidos no se pueden dominar a base de buen futbol, se debe apelar a la intensidad en todas las jugadas, un sello que se ha vuelto evidente desde la llegada de Tomás Boy.

 “Hemos entendido que para ganar cada partido hay que jugar mejor que el rival; sabemos que a veces no alcanza con jugar bien, hay que correr parejo y hay que luchar cada pelota como si fuera la última, eso lo entendimos todo; estamos en un momento importante del club donde debemos sacar el pecho por el equipo”.

Incluso, el elemento naturalizado mexicano cree que ese ha sido uno de los factores que ha provocado que la gente empiece a regresar al estadio Azul.

“La gente quiere ver a ese Cruz Azul aguerrido, a ese Cruz Azul que intenta jugar y no se esconde, nosotros intentamos hacerlo de la mejor manera”.

 Tal como sucedió hace dos semanas, cuando la afición registró una aceptable entrada ante Chiapas y nunca paró de apoyar al equipo pese a la desventaja numérica y en el marcador.

 “Creo que la afición ha sido importante y clave en los juegos de local, donde se ha metido y nos ha ayudado con un hombre menos a dar vuelta, eso hace mucho que no se veía en el club”.

 Y es ahí donde el Chaco valora el aporte que ha tenido Tomás Boy desde que llegó al club en la Jornada 12 del Apertura 2012.

“Tomás maneja cada partido de manera adecuada, sabe leer lo que el rival propone Tomás es una persona que nos ha transmitido tranquilidad, sabemos que hay momentos en los que debemos jugar más sueltos, libres y olvidarnos de cualquier cosa extra futbolística”