Con tridente que ilusiona, Cruz Azul vence 2-1 a Querétaro

La terna en ataque de Vázquez, Benítez y Guerrón, le dieron al cuadro cementero un triunfo frente a Gallos Blancos

CIUDAD DE MÉXICO

La primera titularidad de Vázquez con Cruz Azul ofreció un tridente ofensivo que, si bien le falta acoplarse un poco más, ilusiona de cara al resto del campeonato. 

Esta tarde un tanto de Guerrón y otro más de Joao Rojas fueron suficientes para vencer 2-1 a un Gallos Blancos que intentó pero que el único tanto de Carlos Fierro no fue suficiente para evitar el descalabro en la capital.

El partido

Los encuentros de ida vuelta son difíciles de encontrar desde el silbatazo inicial, puesto que los primeros instantes del choque se dedican, casi siempre, al estudio del rival; aquí no fue la excepción.

Fue hasta pasada la media hora de juego, al minuto 31, que George Corral regaló la primera acción peligrosa en contra del arco de Corona. El dorsal número dos recortó a un par de zagueros en los linderos del área para enviar un potente zurdazo que pasó rozando el poste izquierdo.

Dicho susto obligó a los locales a reaccionar, y tres minutos después, Guerrón daba aviso importante en el área queretana. 

Cobro de tiro libre desde el zapato derecho del por primera vez titular Víctor Vázquez, el balón se paseó a media altura dentro dentro del área de Volpi, quien midió mal y dejó pasar el esférico, Joffre no contaba con la pifia del meta argentino y no pudo cerrar la pinza. 

De los errores se aprende, para bien o para mal, y Tiago pareció no entender del infortunio que casi le cuesta a su equipo el primer gol en contra; Guerrón no te perdona dos iguales. 

Al minuto 39, Ariel Rojas cobró tiro de esquina desde los límites izquierdos del campo, y ahí apareció la estirada a destiempo de Volpi y la cabeza del delantero ecuatoriano para mandar el balón al fondo de las redes y dinamitar al público celeste en las gradas. 

Previo al descanso, La Máquina tuvo un par de descolgadas que, con superioridad ofensiva, no pudieron capitalizar. 

Ya en el complemento, con un claro aviso de Benítez y la necesidad de igualar pronto el encuentro, Vucetich sacó del campo a Noriega y Bornstein para darle ingreso al Güero Fierro y Yerson Candelo. 

La combinación de estos relevos cerca estuvieron de rendirle frutos a Gallos Blancos, cuando el colombiano desbordó por el flanco derecho y envió un centro quirúrgico a la incorporación del ex de Chivas, quien conectó de cabeza con dirección de gol, pero Corona atajó ahogando el grito de los pocos seguidores visitantes en el Estadio. 

Nueva exhibición de los hombres de ataque cementeros, al minuto 65 Benítez encontró amplitud con Guerrón, quien le devolvió la cortesía al número 27 que no pudo concretar. 

Entonces el juego sí se volvió vertical, siendo turno de los visitantes para acosar a Jesús Corona, con una deacolgada de Fierro que llegó hasta la línea de gol para enviar un centro retrazado que Sepúlveda remató estéticamente, pero a la posición del meta cementero. 

Los cambios, sin embargo, rendirían primero frutos a Tomás Boy, quien había dado entrada a Joao Rojas por Lucas Silva. El ecuatoriano aprovechó una mala salida del cuadro bajo queretano para mandar un disparo cruzado y aumentar la ventaja 2-0 a los 75 minutos. 

Fierro entró con mucho ímpetu al juego, de inmediato se conectó y prueba de ello fueron las llegadas que cerca estuvieron de vencer a Corona, fue entonces que a los 80 minutos encontró justicia al ingresar por el lado derecho del área local, aguantar la salida de Chuy y definir con disparo de derecha cruzado.  

No hubo tiempo para más y los 15 mil 904 aficonados, en su mayoría de Cruz Azul, vitorearon el final del encuentro y los tres puntos de oro para su Máquina.