"Chaco" Giménez prefiere esperar para prevenir agravar su lesión

El jugador entrenó hoy por espacio de 45 minutos tras estar con trabajo ligero tres días

Christian Giménez
Christian Giménez (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Christian Giménez, quien ya entrenó hoy por espacio de 45 minutos tras estar con trabajo ligero tres días, dijo que si para el viernes que Cruz Azul juegue ante Veracruz está a menos del ciento por ciento, preferirá no arriesgarse a una lesión mayor.

Admitió que enfrentar a Tiburones Rojos será muy especial para él, más allá de que estará en juego el liderato general del Torneo Clausura 2015 al chocar los equipos uno y tres de la tabla general, por el significado que tiene la franquicia del puerto en su carrera.

"Estuve tres días sin hacer nada; bueno, hice algunas cosas hasta que el lunes me hicieron el estudio y resultó que no tenía nada. Todavía hay alguna pequeña molestia ahí. Sí, voy a estar el viernes, no sé si entre los 11 o de recambio", manifestó.

"Soy una persona que trato de hablar siempre con el 'profe' (Luis Fernando) Tena y él es muy abierto en ese sentido, y si no estoy al cien no voy a jugar", expuso.

Quien en torneos anteriores ha debido ir a la banca un par de ocasiones por lesiones cuando era titular, comentó que no se arriesgará a que se agrave la molestia que siente en la parte posterior del muslo derecho.

"Quedan dos días, hay que esperar. Me duele en el alma tener que decir que no en momentos que no estoy al cien, pero creo que es inteligente decir que si no estoy al cien, el equipo no me necesita. No voy a arriesgar, vamos en la jornada tres.

"Lo que sí me deja contento es que jugué ante Pachuca y Santos, dos equipos muy dinámicos, y jugué los 90 minutos corriendo. Me hubiera gustado seguir, pero no tengo 20 años y sé que si no estoy para 90 minutos, estoy para 45, 30 o lo que decidan".

Jugar contra Veracruz mueve los sentimientos del hoy ídolo de la afición cruzazulina, al rememorar que en 2004 llegó al puerto para empezar su carrera en el futbol mexicano.

"Siempre digo que sin Veracruz yo no estaría acá en México. Creo que le debo muchas cosas. Realmente es un club que me ha dado mucho. La gente siempre me brinda su cariño y yo soy muy agradecido con eso".

Por último, recordó que "tengo una hija jarocha, que siempre me presiona y que no sé a quién le va a ir, si a Cruz Azul o Veracruz en este momento".