Cruz Azul no me va a extrañar: Chaco

Christian Giménez reconoció que se alarmó por las cuatro fracturas que tuvo en el pomulo izquierdo; considera que La Máquina tiene jugadores para suplirlo

Christian 'Chaco' Giménez, mediocampista de Cruz Azul
Christian 'Chaco' Giménez, mediocampista de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Christian Giménez asimila el lento proceso de recuperación que le llevará sanar las cuatro fracturas en el pómulo izquierdo. Reconoce que le desespera el no poder adelantar los tiempos para volver a las canchas y es consciente que pierde más él que Cruz Azul con su ausencia, pese a que es el segundo goleador del equipo con cinco tantos.


"Pierdo yo, porque yo quisiera estar. Cruz Azul se ha manejado de una manera a lo largo de este torneo que hemos tenido ausencias y se ha comportado bien el equipo. Cruz Azul no me va a extrañar, porque tiene un plantel y jugadores donde cualquiera que juegue lo puede hacer bien y lo ha demostrado a lo largo de la Liga y de la Copa. Siempre preocupa perder un lugar y no puedo hacer nada sino volver de la mejor manera".


Eso sí, el Chaco se considera testarudo y cree que para el 1 de mayo, en el juego contra Toluca ya pueda estar listo para volver a las canchas.
"Se acerca la etapa definitiva del torneo y obviamente que quisiera estar. La idea es regresar antes, siempre me pongo una fecha para estar, yo creo que una fecha para estar es el juego de Toluca, el primero de mayo".


El Chaco Giménez descarta que Jefferson Duque lo haya lastimado con intención, por eso mismo pidió que no se le sancionara: "fue una imprudencia mía y de él, pero no creo que haya querido lastimarme. Lo que pasa en la cancha se queda dentro de la cancha".
Sobre la posible baja de Jorge Benítez, quien salió con una contractura muscular en el juego entre Paraguay y Brasil, Giménez dijo que esa baja sí puede afectar.


"Jorge es un jugador importantísimo, supe que ayer salió con una molestia y por lo que sabemos es una lesión muscular, será muy difícil que pueda jugar, esperemos esté bien y no sea algo más serio porque es el jugador más importante del equipo, pero el equipo se ha comportado bien, tenemos un plantel que tiene capacidad y hay una competencia muy buena, así que podemos estar tranquilos".


Sobre el momento de la lesión dijo: "Es una situación rara e incómoda, pero con mucho ánimo, más allá de ponerme mal trato de tomarlo con mucho humor; no es una situación que estaba acostumbrado a vivirla. Sentí el golpe, fue fuerte, analizando la jugada hay un movimiento de Duque que no sé si es intencional o no, pero yo creo que no porque nosotros que jugamos al futbol tiramos para tantear al rival el brazo, y se da que sin querer agarro el codo y en el momento sentí un madrazo fuerte".


Y admitió que tuvo miedo: "Duele más por el hecho de que es una lesión diferente a las que se dan en el futbol. Primero está la salud y uno no puede hacer nada al respecto. Soy sincero antes de la operación tuve miedo porque no sabía mucho el proceso. Lo que menos quería era operarme, pero es lo que decidimos por el tema de salud"