Bueno, cerca del desastre de Mario Carrillo

El entrenador de Cruz Azul acumula tres derrotas consecutivas y ve de cerca lo que sucedió con 'Capello' en el Apertura 2003; quieren revertir la situación

Sergio Bueno, director técnico de Cruz Azul
Sergio Bueno, director técnico de Cruz Azul (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Cruz Azul se acerca peligrosamente al desempeño que tuvo en el Clausura 2003. Los cinco puntos que consiguiò en aquel certamen, son similares a las seis unidades que tiene hasta ahora bajo el mando de Sergio Bueno.

Los nùmeros son casi idènticos. Sin embargo, aquel torneo en que Capello estuvo al frente de los celestes terminò en desastre. Tras seis fechas, el conjunto cruzazulino solo habìa conseguido cinco puntos (producto de cinco empates y una derrota), cifra que es parecida a la que hora suma 'La Màquina' de Bueno con seis unidades (dos victorias y cuatro descalabros).

El desenlace del mandato de Carrillo fue drástica. Después de dos descalabros, un empate y previo a la jornada 9 de aquel torneo, Guillermo Álvarez, Presidente de Cruz Azul, informó en una rueda de prensa que Mario fue cesado de sus fuciones. Pero no solo eso. Además, todos los jugadores también fueron apartados de sus cargos.

"Una decisión nada fácil: rescindir los contratos al total del plantel y presentarles una propuesta de recontratación a partir de mañana (hoy) en caso, en lo individual, de que cada uno lo acepte", explicó Alvarez en aquella conferencia de prensa del 12 de marzo.

Ahora, Cruz Azul vive una situación similar en cuanto a puntos, pero también son similares en cuanto al goleo. Con Carrillo tuvieron ocho a favor y diez en contra en seis fechas; con Bueno han marcado siete y aceptado doce en esas mismas fechas. 

Piensan en revertir

A pesar de las tres derrotas en fila del cuadro cementero y de que marchan en el lugar de la 14 de la tabla general, Bueno explicó que no cesará hasta darle la vuelta a la situación.

"Yo lo único que puedo responder es que estoy seguro de mi trabajo, de lo que hago día con día y no voy a desmayar hasta poder revertir esta situación. Una derrota afecta, pero buscaremos levantarnos"