“Ha faltado suerte”: Hernán Bernardello

El argentino se ha consolidado como el refuerzo cruzazulino con mayor participación en el torneo; sin embargo, lamenta el paso del equipo

Hernán Bernardello, jugador de Cruz Azul
Hernán Bernardello, jugador de Cruz Azul (Mexsport)

Ciudad de México

Un triunfo contundente es lo que necesita Cruz Azul para levantar en el Apertura. Así de claro lo sentencia Hernán Bernardello, quien en su primera temporada se ha logrado consolidar como un titular indiscutible en la contención del equipo; sin embargo, lamenta que su aporte no alcance para que La Máquina repita el liderato del torneo pasado.

"Una vez que encontremos un triunfo bueno y contundente para nosotros psicológicamente va a ser importante y va a hacer que el nivel del equipo y de cada uno crezca, lo que nos hará llegar a la recta final del torneo de la mejor manera. Es una lástima que el equipo no ha podido estar en su mejor versión, porque hay jugadores de grandísimo nivel que lo demostraron el semestre pasado, es un equipo con mucho nombre y experiencia".

Para el mediocampista argentino, el juego de La Máquina no ha sido malo en estas ocho jornadas, pero la falta de suerte a la hora de concretar les ha pasado factura.

540 minutos ha disputado Hernán Bernardello en esta temporada; se perdió los dos primeros por la visa de trabajo.

"El equipo defensivamente se encuentra bien, no nos hacen muchos goles, y ofensivamente hemos estado en muchos juegos bien, generando opciones, pero estamos en una racha donde el balón no entra, en la que ha faltado suerte; entonces, hay que empezar a concretar y que nos llegue una buena racha".

Después de ocho jornadas, y con nueve puntos sumados, Hernan advierte que el margen de error se ha reducido para La Máquina.

"La base es hacerse fuerte de local. El margen se va achicando porque van pasando las fechas, el primer objetivo es entrar a la Liguilla porque sabemos que después es un torneo aparte, pero sí, ya no debemos dejar pasar más puntos. Cruz Azul debe ir a ganar a todos los campos para lograr el objetivo principal. Debemos conseguir algunos triunfos consecutivos para meternos en los puestos de arriba".

SIN EXCUSAS

Hernán Bernardello llegó como uno de los tres refuerzos para el Apertura 2014 —los otros fueron el Maza Rodríguez y Aníbal Zurdo— y aunque se perdió los primeros dos juegos por los trámites de su visa de trabajo, a partir de la Jornada 3 agarró la titularidad y no la ha soltado.

“Es una presión que tenemos que saber cómo tomarla e intentar quedar en la historia de Cruz Azul”

Hasta el momento, ha jugado seis partidos completos, acumulando 540 minutos. Él considera que el buen grupo que hay en La Máquina fue fundamental para que se adaptara.

"Lo principal es que el grupo siempre me arropó muy bien, siempre me trató muy bien, intenté imitar a los volantes centrales que estaban jugando (Torrado y Castro), siempre con sacrii cio y humildad. Uno cuando llega siempre cuesta un poco, pero si uno está bien en lo físico, se puede llevar bien el tema de la altura".

Además, Bernardello evitó que el tema de la altura se volviera en un obstáculo, sobre todo en lo mental.

"Depende de cada uno, porque si estás pensando todo el tiempo en el tema de la altura ya pasa a ser un tema psicológico; es cierto, yo llegué y pensaba en la altura las primeras semanas, pero después uno se acostumbra".

NO CREE EN FANTASMAS

Como cada refuerzo que ha llegado a Cruz Azul en los últimos 17 años, Hernán sabe de la urgencia que tiene este equipo por romper su ayuno de títulos.

Él no oculta su ilusión de pasar a la historia de este club como parte del plantel que logró, por i n, el ansiado campeonato. "Desde que llegué la gente me lo hizo sentir (la necesidad del título), y es normal porque Cruz Azul es un equipo con mucha historia y te exige eso. Es una presión que debemos saber cómo tomarla e intentar quedar en la historia de Cruz Azul. El equipo debe mejorar fecha tras fecha y la idea es estar en la Liguilla, pero la ilusión de ese título, así como lo tiene la gente, también la tenemos nosotros".

Incluso, el argentino no cree en los fantasmas que popularmente se asocian a La Máquina.

"No, no (creo), son cosas que pasan en el futbol y van a seguir pasando en otros equipos. Una vez que se corte esa racha se va a dejar de creer, pero yo no creo en nada de eso. Uno debe estar preparado para lo que venga, dar todo por esta camiseta. Cuando uno es nuevo se le deben exigir muchas cosas y está bien, pero estamos con las mismas ganas de los que ya estaban acá".