Lo que le falló a La Máquina

El Apertura 2014 ha sido un desastre para Cruz Azul; carece de definición y no le funcionaron sus refuerzos, lo que ocasionaría la salida de varios de ellos

Mariano Pavone
Mariano Pavone (Mexsport)

Ciudad de México

Los manotazos en el aire, los rostros cubiertos y los gestos de lamento fueron la constante en este Apertura 2014 en los jugadores de Cruz Azul. Ha sido difícil encontrar respuestas al por qué de la mala temporada, según han dicho los mismos futbolistas, pero hay detalles claros que dictan la debacle de La Máquina en este torneo.

El cuadro cementero falla en el ataque, no tienen profundidad y cuando aparece algún atrevido, falta quien las remate; es por ello que el primer sacri­ficado para la próxima campaña sería Mariano Pavone.

Además estaría la baja de Marco Fabián —puede volver a Chivas—, tomando en cuenta su alto costo y el bajo rendimiento en esta campaña.

LOS REFUERZOS NO RINDEN

Para empezar, los elementos que se contrataron no rindieron como se esperaba. Por lo bien que funcionó el equipo en el Clausura 2014, se esperaba que se reforzaran ciertas zonas del campo. Una de ellas era la defensa, pues la lesiones de Luis Amaranto Perea, quien ha sido catalogado como una de las mejores contrataciones cementeras, lo exigía. Así que, sin importar su procedencia, Francisco Javier Rodríguez fue el elegido, y es el único de los nuevos que ha dejado una buena impresión, ya que se ha mantenido a la altura, ha evitado goles y eso se ha visto reflejado en varios partidos.

Otra de las apuestas fue Emanuel Loeschbor, quien hizo un buen trabajo con los cementeros en la pasada Concachampions, y que para este torneo fue registrado en la Liga MX. Sin embargo, tuvo errores importantes, se notó titubeante, y eso se reflejó en los 284 minutos que ha aparecido en esta campaña.

En la contención se requerían modi­ficaciones, zona donde Gerardo Torrado lleva la batuta, y en varias ocasiones lo acompañaron Alejandro Castro y Christian Giménez. Hernán Bernardelo era una de las apuestas, y aunque se le dio toda la confi­anza, ha cumplido a medias. Hasta el momento, él suma 675 minutos en ocho partidos que ha disputad. Ya perdió la titularidad.

El caso más dramático es el de Aníbal Zurdo, quien desde su primera participación como celeste, dejó claro que la camiseta no le sentaría. En su debut salió expulsado y aunque Cruz Azul está necesitado de goles, él no es considerado como posible solución. Apenas suma 32 minutos en el Apertura 2014.

NO ESTÁN EN BUEN NIVEL

La baja de juego de otros elementos es otra de las causas que han puesto a los cementeros al borde de la eliminación. Esta situación se nota en el ataque, donde el Chaco se entrega al ciento por ciento, pero las lesiones le han perjudicado no solo en ausencias, sino también en el nivel.

El caso de Marco Fabián también es de preocupación en el seno azul. No solo no ha podido anotar, cuando el torneo anterior sumaba siete goles a una jornada de concluir la fase regular, sino que tampoco se ha notado atrevido, dejó de conducir, de encarar. La directiva cementera tenía intención de desembolsar la fuerte cantidad que pide Chivas por él (8 millones de dólares), pero ante su bajo desempeño, buscan otras opciones, pese a que el entrenador Luis Fernando Tena le tiene fe.

Pablo Barrera es otro que no ha podido encontrar su mejor juego. Desde que se lesionó, no ha vuelto a destacar. Aunque se estudia la posibilidad de ceder al mediocampista (Pumas, uno de los candidatos), se dice que entra en los planes del Flaco.

Aunque no arrancó con el pie derecho, Mauro Formica poco a poco ha vuelto a dar profundidad. El problema es que tampoco se ha conectado con el gol.

PAVONE, CON UN PIE FUERA

El torneo pasado, Mariano Pavone se ausentó de las redes, pero a cambio, fue uno de los mejores pasadores. La situación ha cambiado, y en esta campaña no ha logrado ninguna de las dos cosas, apenas lleva cuatro goles, y ante su inconsistencia el argentino tiene un pie fuera de la institución, pese a que sí iría al Mundial de Clubes.

Incluso, Agustín Manzo, director deportivo celeste, ya está en Brasil buscando refuerzos para el ataque. Y es que, La Máquina suma apenas 15 tantos en 16 jornadas, 12 menos que América, el mejor equipo en el rubro de goleo.

Mariano tiene contrato hasta junio de 2015, y una extensión sería únicamente para no perder en lo económico, porque deportivamente no convence, y la idea es contar con otro goleador.