Los viajes de Alemao

El delantero brasileño sabe que tiene la presión de demostrar que no es un jugador de paso en Cruz Azul, aunque pide paciencia para mostrar sus cualidades, ésas que –cuenta él– llamaron la atención del Real Madrid

Alemao quiere escribir su historia con Cruz Azul
Alemao quiere escribir su historia con Cruz Azul (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Alemao es un desconocido para el futbol mexicano. Es más, su currículum genera más dudas que certezas y muchos vaticinan que será uno de esos fichajes que en poco tiempo agarran sus maletas y se despiden de un Cruz Azul que tiene poca paciencia con los jugadores extranjeros.

Las estadísticas son rudas para José Carlos Toffolo y el reto es mayúsculo. Lo que se verá en esta temporada, bien puede definirse como un choque de realidades contrastantes.

Por un lado, la trayectoria del brasileño indica que es un trotamundos, uno de esos jugadores que cada seis meses cambia de playera. A sus 25 años ya suma 11 equipos en su haber, sumando a La Máquina, así que la regularidad no es su sello distintivo.

Por el otro, está la poca paciencia de Cruz Azul. Club que desde que fue campeón en el lejano Invierno 1997 ha fichado 57 elementos extranjeros (ya contando a los tres que este semestre). Lo alarmante es que de esta cifra, 23 solo duraron seis meses en la institución y 9 más lograron alargar la estadía a un año, es decir, casi el 60 por ciento pasó de manera intrascendente, lo que sentencia que la paciencia es muy corta en La 'Máquina'.

Alemao arranca con la presión de demostrar que llegó para quedarse por mucho tiempo, pero también pide un poco de paciencia para que pueda adaptarse lo mejor posible.

"Yo sé de la responsabilidad que tengo, estoy haciendo de todo dentro y fuera del campo, y espero un poquito de paciencia de la afición, de todos ustedes (prensa), yo soy un chico muy humilde y tengo certeza que con mucho trabajo, mucha voluntad y mucha entrega lo lograré; tengo mucha hambre, muchas ganas de demostrar mi futbol a esa gente que me está tratando muy bien.

"Yo salí de mi país no para bromear o no hacer nada, yo salí para luchar y trabajar, así que espero esa paciencia, y todo ese cariño que me han dado lo agradezco", manifestó en entrevista a La Afición.

Eso sí, el brasileño no oculta la alegría de llegar a La Máquina: "Para mí (Cruz Azul) es el club más grande en el que jugué, bueno también Santos lo fue, pero las instalaciones y la afición es impresionante, estoy contento de ser parte de esto y voy a hacer todo lo posible para hacer feliz a la gente. Me quedé impresionado cuando llegué a México, no sabía que había esta infraestructura, se trabaja mucho y quiero responder a la confianza.

"La responsabilidad es normal por tratarse de un club grande como Cruz Azul. Uno no juega solo, somos un equipo, y yo espero que no me pase de quedarme solo seis meses y me pueda quedar más tiempo, tengo contrato de un año y estoy impresionado con todo aquí. Quiero quedarme y voy a hacer de todo para eso, y tengo la certeza de que todo saldrá bien".

BUSCA UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Y es que Alemao ve en Cruz Azul una nueva oportunidad para afianzar su carrera, la cual inició bien en el Santos, pero luego entró en la turbulencia con los cambios constantes. El brasileño no se siente menos, incluso, revela que en sus primeros años llegó a llamar la atención del Real Madrid.

"Yo tuve varias oportunidades en mi vida. Cuando estaba en Santos yo me fui muy bien y tuve la oportunidad de ir al Real Madrid, me llegó una propuesta, pero no tenía mi documentación europea y ahora ya la tengo, pero son de esas oportunidades que pasan y que si no la agarras no tienes otra. Ahora, Dios me dio otra oportunidad muy buena en mi vida que es Cruz Azul, para mí es el más grande de México; entonces tengo que hacer de todo para no desaprovecharla como la primer vez".

El brasileño sabe que no puede seguir desaprovechando oportunidades: "Tengo que corregir eso, tengo que quedarme en un equipo. Yo jugué en Santos (Brasil), fui a Italia con el Udinese, me quedé cuatro años y después me quería regresar a mi país porque lo extrañaba mucho, así que empecé todo de cero".

A su regreso de Italia coincidió con Pintado, ahora auxiliar de Luis Fernando Tena, en el Gueratinguetá de la Segunda División de Brasil. Ahí ha tenido su mayor desempeño: "Jugué en un equipo más chico, donde tuve 25 partidos y anoté 14 goles, fue ahí que se me abrieron muchas puertas".

Algo que quiere que se repita en México: "Yo espero que mi futbol pueda salir, que las cosas puedan salir bien, yo estoy aquí con mucha humildad para ayudar en lo que sea a mi entrenador y a mis compañeros. Tengo la certeza que con mucho trabajo las cosas se darán".

Alemao es optimista y para nada cree que ha venido como un jugador de relleno. Su misión en las 16 fechas restantes será demostrar que es un desconocido con mucha fe que puede romper las estadísticas y echar raíces en La 'Máquina'.

"Yo siento que sí (merezco estar aquí). En los entrenamientos estoy haciendo de todo y tenemos un grupo fantástico de campeones, y tengo mucho honor de trabajar junto a ellos. Tengo certeza que toda esa presión y esa responsabilidad se va a cambiar después, pero no solo conmigo, sino con todo Cruz Azul; estamos trabajando mucho, así que vamos todos juntos".